Este pequeño detalle le está salvando la vida a cientos de niños, te vas a sorprender.

Todos hemos usado las plumas o bolígrafos muchas veces en nuestra vida y seguramente has notado que la forma de su tapa siempre tiene un orificio en la parte de arriba. En 1991 la compañía BIC lanzó el diseño nuevo que consistía en hacer un pequeño orificio en la parte superior de la tapa. Aunque el cambio pasó desapercibido, su aparición le ha salvado la vida a gran cantidad de niños y a un número menor de adultos.
¿Cómo algo tan común y simple puede salvarle la vida a un niño?

A los niños pequeños les gusta morder y masticar casi cualquier objeto que vean y es muy común que les guste morder las tapas de los bolígrafos cuando están concentrados en la escuela o haciendo una tarea, de esta forma la tapa puede pasar fácilmente a la traquea y bloquear la respiración, provocando la muerte por asfixia en algunos casos.

La importancia del pequeño orificio, es que si te estás ahogando con la tapa, está permite que una mínima pero suficiente cantidad de oxígeno llegue a tus pulmones y puedas respirar mientras llega la ambulancia.

Esta medida fue adoptada por casi todas las empresas grandes que se dedican a fabricar bolígrafos. Aquí si aplica la frase "Un buen diseño se nota inmediatamente, un diseño perfecto pasa desapercibido".

No olvides compartir!