7 formas en las que Destruyes a tus hijos cuando decides serle Infiel a tu espos@!

Nuestros hijos llegan a este mundo indefensos y con el alma pura, por lo que está en nosotros darles lo mejor para que crezcan emocionalmente estables y puedan enfrentar sus problemas con éxito. 

Sin embargo, si decidiste serle infiel a tu pareja, déjame decirte que también decidiste destruirle la vida a tus hijos.  Por lo tanto, cada vez que tomes una mala decisión, estarás dejando un hueco en sus corazones, y sin importar lo que hagas, nunca será igual.

7 formas en las afecta a los niños la infidelidad del padre o la madre:

1. Creas un futuro infiel. 
Tú eres su gran ejemplo, y lo que tú haces, para ellos está bien. Enseñar que la infidelidad es una conducta aceptable y una forma de vivir, es cómo enseñarle a un niño pequeño a abusar del alcohol o las drogas.  

2. Experimentan la peor clase de traición que un ser humano puede presenciar.
Los niños experimentan la traición de una forma que no es natural, ya que no tenemos la capacidad de entender o de digerir la traición de nuestros progenitores. Para los niños, la traición de uno de sus padres hacia el otro, es una traición a toda la familia, por lo que les surgen muchos miedos e incertidumbre. 

3. Comienzan a sentir pánico al abandono. 
Los niños crecen con un sentimiento de inseguridad y desarrollan pánico al abandono. Lo cual impactará significativamente en su futuro, ya que cuando sean adultos terminarán enfadando a cualquiera que les muestre amor por el miedo a perderlos.

4. Aprenden a desconfiar de todo y de todos. 
Los niños desarrollan una desconfianza que no se considera normal, debido a que su desconfianza en tan grande, que se les hace imposible tener una relación de pareja saludable y duradera. 

5. No creen en el amor. 
Los niños al ser adultos no creen en el amor, lo que los lleva a conductas destructivas cuando se trata de amar. Les parece muy difícil tener una familia y que el amor sea la base de esa unión. Un gran porcentaje de ellos se involucran en relaciones casuales, sin compromiso y siempre sabotean las relaciones que duran más tiempo por miedo a enamorarse y sufrir. 

6. Viven en carne propia la decisión salomónica. 
Los niños sienten que deben elegir entre uno de los padres. Lo que la mayoría de los padres no comprenden, es que para sus hijos los dos son muy importantes, por lo que ellos quieren estar con ambos. 

7. El daño no comienza el día que el niño se enteró de la traición.
El daño ocurre en el momento en el que la madre o el padre decide alejarse para involucrarse física o emocionalmente con alguien más. Cuando hay una infidelidad, no sólo se traiciona a la pareja y a la familia, sino también, al amor y al compromiso como pareja y madre o padre.

Ahora que conoces estas 7 formas en las que puedes destruir las vidas de tus hijos al serle infiel a tu pareja, piensa muy bien antes de hacerlo y recomienda este artículo.
¡No olvides compartir esta información!