8 Trucos perfectos que harán que tus zapatos sean más cómodos de usar!

Seguramente has pasado por el dilema de haber deseado tanto unos zapatos que viste en algún lado, por lo que terminas por comprártelos pensando que serás feliz por siempre, hasta que llega el momento de usarlos y comienza la terrible pesadilla, los zapatos no son para nada lo que esperabas, son incómodos al punto de causar mucho dolor, provocandote heridas, por lo que el uso de curitas se vuelve indispensable, y por supuesto, te da terror el sólo pensar en usar los zapatos de nuevo. 


Pero, la buena noticia es que existen trucos que te ayudarán a que tu relación con los zapatos se convierta en algo lindo y placentero. Es por eso, que en este artículo te mostraremos algunos trucos caseros efectivos y fáciles que acabarán con esos problemas.

8 trucos caseros que harán que tus zapatos sean cómodos:

1. Rocía el interior de tus zapatos con fijador de cabello. 
Esto evitará que tus pies resbalen dentro de tus zapatos debido al sudor, por lo que será de gran ayuda, especialmente para los tacones altos o con puntas abiertas. 

2 Usa almohadillas en tiras o cinta adhesiva en las correas de tus zapatos.

3. Si vas a usar tacones, lo ideal es unir el tercer y cuarto dedo de los pies con cinta adhesiva.
El tercer y cuarto dedo de los pies comparten el mismo nervio, el cual se tensa cuando estos dedos intentan separarse, y es por eso, que te duelen después de usar tacones por mucho tiempo. 

4. Ponles bolsitas de té a tus zapatos. 
Colócalas dentro de tus zapatos, te ayudarán a absorber los malos olores que produce el sudor.

5. Para prevenir resbalones, lija las suelas de tus zapatos. 
Al lijar las suelas, lograrás que tengan más texturas evitando resbalones. 

6. Pruébate los zapatos nuevos siempre por la tarde o por la noche.
La tarde o la noche es el mejor momento del día para compararnos zapatos, ya que es cuando los pies están más hinchados, por lo que notarás de inmediato cual es tu máxima medida de calzado. 

7. Ponte unos calcetines gruesos, tus zapatos nuevos y dales calor con una secadora de cabello. 
Caliéntalos y úsalos por unos minutos. Es la mejor forma de ablandar, agrandar y amoldar tus zapatos nuevos para evitar incomodidad o heridas.

8. Cambia las tiras de plástico de tus sandalias por tiras de tela. 
Las sandalias tienen tiras de plástico que lastiman tus pies, sobretodo cuando hace mucho calor, que es cuando la piel se calienta y es más propensa al daño. Quítalas y reemplázalas por cómodas tiras de tela.

Ahora que conoces estos 8 trucos caseros que harán que tus zapatos sean cómodos de usar, anímate a probarlos y recomiéndalos.
¡No olvides compartir esta información!