Aprende cómo alimentarte bien según tu tipo de sangre. Obtendrás grandes beneficios!

Según el doctor neurópata Peter J. D´Adamo, tanto la alimentación como el estilo de vida corresponden a cierto tipo de sangre en cada persona. 

Para él, nuestra alimentación está intrínsecamente relacionada al tipo de sangre, debido a que se basa en las características genéticas de nuestros antepasados y a su alimentación.

Es por eso, que en este artículo te mostraremos cómo alimentarte y mejorar tu estilo de vida según tu tipo de sangre:

Tipo A. 
Las personas con este tipo de sangre son ideales para llevar una alimentación vegetariana. Deben evitar las carnes rojas por completo, debido a que las personas con este tipo de sangre tienden a sufrir enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes.  
Los mejores ejercicios para estas personas son caminar y practicar yoga.

Tipo B. 
Deben llevar una alimentación óptima a base de verduras, carnes blancas y algunos productos lácteos. Lo mejor es evitar el trigo, el maíz, las lentejas y los tomates. 
Las personas con este tipo de sangre deben hacer ejercicios como ciclismo, tenis o natación.

Tipo AB. 
Deben llevar una alimentación como los tipos de sangre A y B. Pueden incluir mariscos, frijoles y huevos. 
Lo ideal es hacer una combinación de ejercicios de los tipos de sangre A y B.

Tipo O. 
Las personas con este tipo de sangre deben centrarse en las proteínas animales. 
Lo ideal es realizar ejercicios intensos como correr o deportes de contacto.

Ahora que sabes cómo debes alimentarte según tu tipo de sangre, anímate a mejorar tu estilo de vida y recomienda este artículo.
¡No olvides compartir esta información!