Combina la sábila con alguno de estos ingredientes y lucirás una piel radiante!

Sin duda, cuando nos preocupamos por nuestra apariencia lo primero que cuidamos es el rostro, debido a que es el que sufre más daños por diversas causas, como la contaminación, los rayos solares, el frío, entre otros.

Afortunadamente, existe un producto natural que combinado con otros productos también naturales puede hacer maravillas en nuestra piel, al cual se le conoce como aloe vera o sábila, que es una planta que posee muchos beneficios para la piel.

A continuación, en este artículo te mostraremos 4 efectivos remedios caseros que se hacen a base de gel de aloe vera, los cuales te ayudarán a cuidar tu piel de forma natural, simple y económica.

Cómo hacer los remedios caseros:

1. Con azúcar morena para exfoliar: 
Mezcla 1½ cucharadas de gel de aloe vera con 1 cucharadita de azúcar morena. Lava la zona a tratar con agua y jabón, seca muy bien y aplica la mezcla dando masajes circulares durante 1 minuto. Por último, enjuaga con abundante agua. Haz este procedimiento 1 vez a la semana.

2. Con leche entera para blanquear: 
Mezcla 1½ cucharadas de gel de aloe vera con 1 cucharadita de leche entera. Aplica en la zona a tratar dando masajes circulares 2 veces al día (mañana y noche). No enjuagues. Haz este procedimiento hasta que lo consideres necesario.

3. Con papaya para equilibrar las tonalidades del rostro: 
Muele un trozo pequeño de papaya hasta formar un puré. Mezcla la papaya con 1½ cucharadas de gel de aloe vera. Con la cara limpia, aplica la mezcla sobre todo el rostro dando suaves masajes circulares. Deja actuar durante 20 minutos y enjuaga con abundante agua. Haz este procedimiento por las noches 3 veces por semana hasta que lo consideres necesario.

4. Con leche entera y miel de abeja para hidratar: 
Mezcla 1 cucharada de gel de aloe vera, 1/2 cucharadita de miel de abeja y 1/2 cucharadita de leche entera. Con la zona a tratar limpia, aplica la mezcla por las noches dando masajes circulares. Deja actuar durante 40 minutos. Enjuaga con abundante agua. Haz este procedimiento por las noches 1 vez cada 2 semanas hasta que lo consideres necesario.

Ahora que conoces estos maravillosos remedios caseros que te ayudarán a mantener la piel hermosa de forma natural y sencilla, anímate a probarlos y recomiéndalos.
¡No olvides compartir esta información!