Con esta simple hoja dile adiós a la diabetes, hipertensión y mucho más. Conócela!

Las hojas de olivo se han utilizado medicinalmente desde la antigüedad, por lo que se cree que su uso comenzó en el antiguo Egipto. 

Actualmente, las hojas de olivo se han convertido en un ingrediente esencial para tratar diversas enfermedades, debido a que aporta muchos beneficios a la salud.

Es por eso, que en este artículo te mostraremos un efectivo remedio casero que te ayudará a aliviar la diabetes y la hipertensión, entre otras enfermedades, y lo mejor es que lo hará de forma natural.

Cómo utilizar las hojas de olivo:

Necesitarás: 
130 g de hojas de olivo. 
Agua purificada (la necesaria). 
Bicarbonato de sodio (lo necesario). 

Preparación:
Debes limpiar las hojas de olivo antes de utilizarlas, colócalas en un recipiente con suficiente agua como para que las cubra todas, agrega 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y bate un poco para que se mezcle. Deja reposar durante 15 minutos y enjuaga muy bien las hojas con abundante agua. En una olla, pon a hervir a fuego medio 1 litro de agua con las hojas de olivo. Cuando esté hirviendo, baja el fuego y deja a fuego lento durante 15 minutos. Por último, cuela, coloca el líquido en botellas de vidrio y guárdalas en el refrigerador.

Forma de uso:
Toma 1 cucharadita 3 veces al día (mañana, tarde y noche) durante 2 semanas. Si el sabor te parece muy fuerte, puedes diluir en agua.

Ahora que conoces este maravilloso remedio casero que te ayudará a aliviar la diabetes, la hipertensión y otras enfermedades, anímate a probarlo y recomiéndalo.
Fuente: reyleon.mx
¡No olvides compartir esta información!