No gastes más dinero en pedicura: con estos 2 ingredientes de tu cocina tendrás unos pies increíbles!

Definitivamente, unos pies secos y agrietados son bastante molestos, ya que al tocarlos sentimos las asperezas y mirarlos nos resulta bastante desagradable. 

Además, no sólo generan molestias simples, sino que también pueden llegar a provocar serios problemas, debido a que una piel seca es más susceptible a romperse, por lo que las heridas causadas pueden desarrollar infecciones peligrosas para la salud.

Es por eso, que en este artículo te mostraremos un maravilloso remedio casero a base de 2 ingredientes que seguramente tienes en casa, el cual te dejará los pies suaves y lindos de forma natural y fácil.

Cómo hacer el remedio casero:

Ingredientes:
4 tazas de leche entera. 
2 cucharadas de bicarbonato de sodio.

Preparación:
Calienta la leche a una temperatura tolerable. Coloca la leche en un recipiente grande, añade el bicarbonato de sodio y mezcla muy bien. Sumerge los pies durante 15 minutos en la mezcla. Después, frota con un cepillo o piedra pómez para pies las zonas afectadas. Por último, enjuaga tus pies con abundante agua tibia, seca muy bien y aplica crema humectante. 

Forma de uso: 
Haz este procedimiento 1 vez por semana hasta cumplir 1 mes, pasado ese tiempo, debes hacerlo sólo 1 vez cada 2 semanas.

Nota: Es importante llevar una alimentación saludable, beber 2 litros de agua al día y usar el calzado adecuado, debido a que estos factores influyen bastante en el estado de la piel.

Ahora que conoces este maravilloso remedio casero que te ayudará a mantener tus pies suaves y hermosos de forma natural y económica, anímate a probarlo y recomiéndalo.
¡No olvides compartir esta información!