¡LA MAGIA DE LA CEBOLLA: Cosas que no sabías que podías hacer con la cebolla!

La cebolla es un alimento que tiene diversos usos dentro de las artes culinarias. Últimamente han aparecido múltiples recetas que la tienen como ingrediente principal, pero lo que muy poca gente sabe es que los usos de la cebolla se extienden más allá de la cocina. La cebolla es utilizada en grandes cantidades de remedios caseros que sirven para aliviar y curar algunas enfermedades.

La cebolla contiene grandes niveles de azufre que nos regala propiedades antisépticas y antibióticas, además es un potente antioxidante. Entre los usos más comunes que se le da a la cebolla es tratar la diabetes, el vomito, la artritis, las quemaduras, enfermedades del corazón y para fortalecer el sistema inmunológico.

Hoy te enseñaremos todos los beneficios que puede traerle la cebolla a tu vida. Una vez que conozcas todas las formas en las que la cebolla te puede ayudar no querrás dejar de usarla, se convertirá en tu mejor aliada a la hora de tratar enfermedades no solo en tu cuerpo sino en los de tus familiares. Estamos seguros que te sorprenderá saber todo lo que puedes hacer con ella.

La cebolla y sus beneficios para el cuerpo 


Lo bueno de la cebolla es que sirve para aliviar diferentes afecciones y en ninguno de los casos representa un riesgo para la salud. Nunca verás un efecto secundario al utilizarla. 

Por esta razón queremos mostrarte diversas maneras de usarla. De acuerdo a cada enfermedad te presentamos el método más efectivo para sanarla. 

Vomito: Rallar dos cebollas y exprimir su jugo. Preparar aparte té de menta y dejar enfriar. Beber 2 cucharadas de jugo de cebolla y esperar 5 minutos. Luego, tomar 2 cucharadas de té de menta y esperar 5 minutos. Las náuseas desaparecerán en 15 minutos.

Dolor de oído: En una media o calcetín colocar dos trozos de cebolla. Poner en el oído afectado y esperar a que el dolor pase, una vez se alivie quitar el calcetín.

Tos: Pelar una cebolla  y cortarla por la mitad. Cubrir las mitades con una cucharada de azúcar morena y dejarlas así por una hora. Consume la cebolla dos veces al día para aliviar este problema.

Fiebre: Aplicar aceite de coco en la planta de los pies. Cortar en rodajas la cebolla y colocar en el arco del pie y envolver con papel plástico. Luego cubrir con calcetines o medias. Así eliminarás las toxinas. 

Cólicos en bebés: Colocar la cebolla cortada en agua caliente. Dejar enfriar y darle al bebé una cucharadita de este té cada hora hasta ver que se eliminó el malestar. 

Cortaduras: Colocar la parte transparente de la cebolla en la cortada. Así se detendrá de inmediato el sangrado. 

Congestión de pecho: Mezclar una cebolla triturada con aceite de coco y colocar en el pecho. Luego cubrir con una toalla,

Existen otros usos menos convencionales, te mostraremos algunos:
  • Prevenir pecas con el roce de unas rebanadas de cebolla.
  • Aplica un poco de jugo de cebolla en el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del cabello
  • Para evitar la oxidación del hierro, frota una rodaja de cebolla.
  • Para repeler plagas, rocía un poco de jugo de cebolla en tus plantas.
  • Con el fin de repeler los insectos, se debe cortar la cebolla y frotar las rebanadas en la piel.
  • Las rodajas de cebolla pueden ser utilizadas para limpiar artículos de vidrio y pulido de cobre
  • El jugo de la cebolla repele con éxito las polillas.
Fuente: EcoRemedios.com