Los doctores están sorprendidos con esta mezcla para desaparecer el colesterol y la presión arterial alta, ¡mira como prepararla!

El colesterol alto y la presión arterial alta es una afección que se está volviendo común, muchas personas están siendo controlados como enfermos crónicos porque simplemente no cumplen una dieta.

El cuerpo humano ya no es misterio para la ciencia, todavía existen fronteras que conquistar, pero se puede alegar que actualmente contamos con suficiente información para controlar ciertas afecciones. Se sabe que una buena dosis de vitamina C ayuda a controlar el LDL -Colesterol malo- y los diuréticos la presión arterial. Sin embargo, también estamos conscientes que ambas afecciones se deben a un deterioro de los órganos, del manejo de los líquidos que ejercen los riñones y sus consecuencias afecta al corazón, por lo tanto padecer de presión arterial alta, debe manejarse con un especialista en materia.

Conoce la receta que se hizo famosa por ayudar a combatir el colesterol y la presión arterial alta.

Es tan antigua como el planeta mismo, pero tan eficaz que muchos doctores están sorprendidos de sus resultados, y en esa situación, los exámenes clínicos no mienten, resultados son resultados. La receta de este remedio natural se compone de una buena dosis de vitamina C y B6, diuréticos y aminoácidos azufrados.

La finalidad de esta receta es descongestionar a los riñones y aportar vitaminas para mejorar las funciones del hígado, riñón e intestino. Conozcamos de que se trata:

Ingredientes:

- 1/4 de taza de zumo de limón.
- 1/4 de taza vinagre de manzana.
- 1/4 de taza de miel cruda (no es miel pasteurizada)
- 6 dientes de ajos pequeños machacados.

Modo de preparación: En un recipiente de vidrio con tapa, puede ser hermética, agregamos todos los ingredientes, dejamos que se mezclen agitando un poco, más que todo para que la miel y el vinagre se integren. Esta mezcla se debe refrigerar por 5 días.

¿Cómo tomar? Se toma una cucharada en la mañana y otra en la cena, preferiblemente después de la comida, durante una semana. También se aconseja consumir frutas cítricas y diuréticas como la piña, melón de agua (rosado) y zumo de naranja, en pequeñas porciones, no es recomendable poner a toda marcha a tu organismo, el consumo de esas frutas debe ser permanente. ¡Comenta y comparte!