¡Olvídate de las CARIES con este truco casero!

Una de las principales razonas por las que las personas acuden a los dentistas son las caries. Este problema afecta a casi todas las personas; no distingue entre niños, jóvenes y adultos, para tener caries lo único que se necesita es tener un diente donde las bacterias se puedan alojar. Muchas son las razones por las que estas pueden aparecer y hay que estar alertas a ellas. Lo cierto es que se están gastando altas sumas de dinero para poder tratar esta condición bucal. 

Existen formas de prevenir la aparición de las caries, la más efectiva siempre será evitar el consumo excesivo de azúcares y mantener una higiene adecuada en nuestra boca. Pero, en la actualidad cumplir a la perfección esto es muy difícil, vivimos a un ritmo muy acelerado que poco nos permite la alimentación balanceada y la limpieza correcta de nuestros dientes. Por esta razón debemos encontrar la manera de solucionar este inconveniente de forma natural y sencilla. 

En la actualidad la estética y las apariencias representan el 90% de nuestra vida, aproximadamente. La realidad es que para conseguir una serie de objetivos debemos mantener una apariencia física adecuada a los estándares concebidos por la sociedad. Nuestra sonrisa nos da confianza y seguridad, ninguna persona quiere sentirse cohibida por tener caries. 

El método natural más efectivo contra las molestas caries

Si tu presupuesto ya no te alcanza para seguir las recomendaciones de tu dentista no te preocupes, hoy te traemos la solución natural que acabará por completo con el problema de las caries. Con esto conseguirás tener una sonrisa sana y bella. 

Un estudio reciente realizado por científicos de Irlanda reveló que el aceite de coco contiene propiedades capaces de eliminar por completo de nuestra boca las bacterias que producen las caries sin causar ningún efecto secundario en la salud de quien lo utiliza. 

Te mostraremos una serie de beneficios que te traerá consumir aceite de coco de forma regular. 
  1. Mejora el sistema inmune
  2. Calma el dolor de cabeza generado por molestias dentales
  3. Alivia el dolor de muelas
  4. Desintoxica el sistema
  5. Desmancha los dientes
  6. Ayuda al sistema respiratorio
Para preparar este sencillo remedio necesitarás solo una cosa, muy sencilla de conseguir: ACEITE DE COCO. Seguramente lo tienes en casa y si no es así corre y búscalo en cualquier tienda, se consigue con mucha facilidad en muchos lugares. 

Procedimiento: 

Tomar 2 o 3 cucharadas de aceite de coco y colocarlas dentro de la boca. Una vez dentro esperar a que se torne más líquido, esto tomará alrededor de 30 segundos.  
Hay que asegurarse que el aceite de coco (en estado más líquido) toque cada uno de lo dientes, que llegue a las encías y que toque los cachetes. 

Realizar este proceso durante 3 minutos aproximadamente y una vez transcurrido ese tiempo debe escupirse todo el aceite. Este proceso debe realizarse 2 veces al día durante 21 días continuos. 

Es de vital importancia que cada una de las partes de nuestra boca debe ser tocada por este aceite, así nos aseguraremos de que las bacterias que estén escondidas sean eliminadas. 

Los resultados son maravillosos y comienzan a hacerse completamente visibles en poco tiempo. 

Lo más importante es ir al menos dos veces al año al dentista, así nos aseguraremos de que no exista algún otro problema en nuestra boca. Recuerda que la mejor manera de conservar nuestra vida es manteniendo una buena salud.