Pon 2 limones en el horno y deja la puerta abierta durante la noche. ¡Los resultados son absolutamente sorprendentes!

Cuando estamos en nuestros hogares nos gusta tener abiertas las ventanas, algunos vidrios o incluso la puerta. Las razones son muy variadas: el calor, evitar la sensación de encierro o sencillamente para ver que hay afuera.

Muchas veces olvidamos cerrar algunas de ellas y no sabemos el gran problema que esto le puede causar a nuestra amada casa. En el peor de los casos puede entrar algún desconocido y para eso no tenemos una solución en este momento pero, hay otros visitantes igual de desagradables que perturban tu tranquilidad.

Muchos insectos caminan por tu casa sin que te des cuenta, a veces te sorprenden mientras estás en la cocina. Te aterrorizas y gritas despavorido porque hay un invasor asqueroso. Sabemos lo terrible que es y por eso te traemos hoy la solución a todos tus problemas.

El remedio casero que salvará tu hogar

Cuando estos pequeños animales entran a tu casa hay algunos factores que les permiten tener una estadía allí. Algunos olores, algunos restos de alimentos que han quedado por allí o sencillamente el calor que hay dentro de los rincones de tu casa. Debes estar atento y revisar si algo de esto está ocurriendo en tu casa para que puedas atacar el problema desde la raíz. 

Hemos decidido ayudarte a salvar tu hogar de esos terribles visitantes inesperados. Necesitarás solamente tres cosas que además son muy fáciles de conseguir y que seguramente tienes al alcance de tu mano. 


¿Qué necesitarás para preparar este eliminador de insectos? 
  1. Dos o tres limones
  2. horno de cocina
¿Qué debes hacer con eso?

Este proceso que te mostraremos a continuación debes hacerlo momentos antes de irte a dormir. 

Solo debes cortar los limones a la mitad e introducir las partes en el horno. Lo más importante es dejar la puerta abierta durante toda la noche. A la mañana siguiente cuando te levantes debes cerrar la puerta del horno, aun con los limones dentro, y encenderlo unos 5 minutos aproximadamente. Una vez transcurrido ese tiempo abre nuevamente la puerta y listo. 

Notarás un delicado aroma en toda tu casa y los insectos desaparecerán. Porque lo que para ti es delicado para ellos es un desagradable olor que les hace huir. 

Recuerda acompañar esto con una limpieza frecuente. La higiene hará que tu casa esté limpia y libre de plagas.

Fuente: ReyLeon.mx