Prepara Botox casero usando solo 3 ingredientes naturales!

Envejecer es un proceso normal que cumplimos todos los seres humanos. Con el paso de los años van apareciendo los signos de la edad: arrugas y manchas que son desagradables para quienes las poseen. Es importante rescatar que la vejez es una época muy bonita de la vida, sin embargo no es necesario vivirla con la piel del rostro lastimada por la fatiga y los años.

Muchas personas están recurriendo a tratamientos que rejuvenecen la cara como cremas, ungüentos o el más común y el preferido por muchos el botox. Pero, sabes ¿qué es el botox? ¿no? pues bien, este es un medicamento que contiene una toxina botulínica tipo A y se obtiene de forma biosintética, se utiliza para relajar los músculos que producen arrugas en la piel, lo cual permite que se mantenga la expresión natural del rostro.

El botox es un tratamiento estético que suele ser muy efectivo en el tratamiento de las arrugas, pero uno de los problemas más comunes que tiene es que es muy costoso pues debe ser aplicado por profesionales de la estética porque un mal uso de este medicamento puede generar la pérdida de la movilidad del rostro o incluso pueden modificarse de forma negativa los rasgos de la cara.

Recupera la juventud de tu rostro de forma natural


En vez de gastar grandes sumas de dinero en tratamientos estéticos o en cremas para las arrugas realiza tu propio botox de forma natural, verás que es muy efectivo y sin efectos secundarios. 

La naturaleza se ha encargado de entregarnos elementos que contienen grandes propiedades para mejorar nuestra salud y nuestra apariencia, es hora de aprovechar cada uno de ellos. A continuación te mostraremos que con solo tres cosas puedes preparar botox casero para decirle adiós a las arrugas. 

Ingredientes: 
  • 5 cucharadas de zumo de zanahoria recién exprimido
  • 1 cucharada de fécula de maíz
  • 1 cucharada de crema agria
Preparación:
Disolver una cucharada de fécula de maíz en medio vaso de agua, luego agregar 100 ml de agua y colocar al fuego bajo hasta que se espese y se transforme en una mezcla homogénea. Retirar del fuego y dejar reposar hasta que enfríe, agregar la crema agria y el zumo de zanahoria, mezclas muy bien hasta integrar por completo. 

Modo de uso:
Limpiar muy bien el rostro antes de aplicar esta mezcla. Luego colocar sobre la piel y dejar actuar por 25 o 30 minutos. Una vez transcurrido este tiempo, retira esta mezcla con abundante agua tibia y luego colocar una crema natural en el rostro.

Lo más recomendable es utilizar esta mascarilla 2 o 3 veces por semana, así conseguirás los mejores resultados. 

Recuerda que para mantener tu piel sana también es necesario mantener una alimentación balanceada además de proteger tu piel de los temidos rayos UV. Cuida tu piel cuando estés joven así cuando envejezcas no tendrás mucho trabajo qué hacer.  

Fuente: Saludable.guru