¿Ruidos fuertes en tu estómago? Esto te quiere decir cada ruido sobre tu salud!

Sí sientes que tu cavidad abdominal es una caja de resonancia un poco llamativa, y te preocupa que emita tantos sonidos, este post es para ti, de este modo despejadas dudas y te ayudará a tomar decisiones.


Las vísceras y los intestinos normalmente emiten sonidos sordos anunciando hambre, sed o estamos utilizando una prenda muy ajustada ejerciendo presión sobre el intestino delgado, dando como entendido que se trata de un proceso "normal", pues de algún modo el estómago avisa que tenemos el tanque vacío.

El estómago también emite un sonido extraño cuando consumimos muchos líquidos, es como cuando le damos vuelta a un recipiente con agua, y se nota cuando vamos a orinar y el líquido es casi transparente, pero existen otros ruidos que no son normales y son motivo de consulta médica.

Los ruidos estomacales a los que debemos prestar atención.

1.- Cuando sientes tensión en la boca del estomago; muchas veces esta acompañado de dolor punzante, se debe a una hinchazón del intestino delgado, si esta acompañado de dolor, se trata de una paralización. Esto no es normal, por lo general va acompañado de una fuerte indigestión.

2.- Sonidos acompañado de ardor; usualmente es señal de una gastritis, que suele estar en presencia de la quemadura del esófago, en situaciones peores puede tener presencia de úlceras y sentir la saliva amarga.

3.- Dolor abdominal y sonidos como retortijones; este indica una sobre actividad de gérmenes y bacterias de origen patógenos, es posible que hayas comido algo descompuesto y tengas un fuerte dolor abdominal, por lo general la bacteria E. Coli es la responsable, pero también existe la posibilidad de contraer gastroenteritis o una bacteria producto de agua poco tratada.

4.- Intolerancias alimenticias; no todos pueden identificar su comportamiento, muchos lo asocian con una digestión, pero las tolerancias alimenticias pueden ser leves o severas, si tu barriga suena demasiado, tienes flatulencias fetidas y diarreas continuas, además no puedes mantener tu peso promedio, estas en presencia de una intolerancia y una marcada desnutrición. Sólo tu médico puede diagnosticar los síntomas que presentas, descartar dolencias y valorarte adecuadamente con exámenes clínicos. 

Comparte este post en tus redes sociales y dale un me gusta a la publicación.

Link: LaVidaLucida.com