¿Sabes para que sirven las hojas de mango hervidas? ¡Con ellas podrás lograr esto!

El mango es una fruta deliciosa que contiene buenos nutrientes para el cuerpo, pero pocos saben de la importancia de sus hojas para ayudar a prevenir y mejorar algunas enfermedades del cuerpo tales como la diabetes. 


Esta enfermedad se ha convertido en un problema de salud muy común. Tiene dos tipos principales la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. Y, posee síntomas como la fatiga, la pérdida de peso, sed excesiva, etc. El primer tipo es aquel en el que el cuerpo no produce insulina. Y, el segundo tipo es aquel en el que el cuerpo produce muy poca insulina y esta no funciona de forma correcta.

Cuida tus niveles de azúcar en la sangre

Aunque no existe hasta ahora una cura para la diabetes hay formas sencillas y naturales para controlar los niveles de azúcar en la sangre, para que así puedas llevar una vida completamente normal.
Los pacientes diagnosticados con diabetes deben seguir un tratamiento farmacológico para alargar su expectativa de vida.

Queremos presentarte un remedio natural con el que puedes complementar tu tratamiento, y si aún no tienes tratamiento puedes iniciar tu recuperación de la mejor manera posible.

Es muy sencillo preparar este remedio casero y te ayudará mucho más de lo que crees.

Ingredientes:
-Hojas de mango
-Agua

Preparación:
En una olla con abundante agua hervir de 10 a 15 hojas tiernas de mango. Dejar reposar durante toda la noche.

En la mañana siguiente colar o filtrar el agua y tomar en ayunas durante dos o tres meses ininterrumpidos. Comenzar con medio vaso e ir aumentando de a poco, para así acostumbrar el cuerpo y evitar el rechazo.

Otra opción, si tomar el agua resulta difícil, es dejar secar las hojas al sol para luego ser molidas y trituradas en un procesador de alimentos. Una vez reducidas a polvo puedes comer una cucharadita dos veces al día. Recomendamos la mañana y la tarde, pero puede ser en cualquier momento del día.

Un dato importante para ti: Las hojas de mango no solo sirven para la diabetes, también te ayudan a controlar la presión arterial, a mejorar el fluir de la sangre y a la prevención de varices.

Fuente: BlogHogar.net