4 Señales de que tu cuerpo está muy Ácido y Cómo Arreglarlo!

Nuestro cuerpo, al igual que cualquier organismo vivo, necesita de equilibrio para funcionar correctamente; es por ello que es de suma importancia que tengamos un adecuado nivel de PH en tu cuerpo.

Pero, ¿cómo podemos saber si existe algún desequilibrio  en el PH del organismo? Ante nada, debemos tener en mente que un cuerpo saludable posee niveles proporcionales de acidez y alcalinidad para que funcione correctamente y es justamente ese equilibrio entre esas medidas lo que define los niveles de PH.

Generalmente, se dice que la escala del PH va 0 a 14. Un organismo equilibrado, debería tener un PH de 7. Siguiendo ese escalar, se puede determinar que si un cuerpo tiene niveles muy bajos, significa que es muy ácido, lo que puede causar innumerables daños a la salud.

Descubre las señales de un cuerpo ácido y soluciónalo


Llegados  este punto, seguro te preguntarás cómo haces par determinar si tu PH es muy ácido. Afortunadamente, existen algunas señales que pueden ser muy útiles para determinar cuán equilibrado está tu organismo y te las describimos -junto a la manera de solucionarlo- para que alcances esa salud que tu cuerpo necesita:

Sobrepeso: ¿Tienes algunos - o muchos- kilitos de más? Si es así, es probable que tu cuerpo esté demasiado ácido.

Probablemente estás produciendo demasiada insulina, lo que hace tus sistemas de desintoxicación no puedan lidiar con la acidez del cuerpo y lo esté devolviendo los tejidos grasos en donde se unen a las células. Esto, por si no lo sabías, evita que tu metabolismo funcione con regularidad y se le complique quemar calorías adecuadamente.

Debilidad ósea: Cuando nuestro cuerpo está muy ácido, buscará la manera de recuperar su equilibrio de alguna manera. En ese caso, probablemente trate de encontrar la alcalinidad que necesita absorbiéndolo de los nutrientes de los huesos.

Quizás las consecuencias no las observes de un día para otro, pero con el pasar del tiempo este daño acumulativo puede degenerar en problemas como hacer que tengas propensión a las fracturas y, en casos más graves, eleva el riesgo de osteoporosis.

Sensibilidad dental: Al igual que existe una estrecha relación entre la debilidad ósea y la acidez del cuerpo; otro indicativo de este desequilibrio es la propensión a sufrir problemas bucales.

Según un estudio de la Revista Internacional de Ingeniería Química y Aplicaciones, una alta acidez en el PH afecta la disminución de la fortaleza del esmalte dental, lo que ocasiona sensibilidad o dolor a la hora de consumir alimentos fríos o calientes.

Insomnio: Algunos estudios y encuestas aseguran que las personas con dificultades para dormir o conciliar el sueño, podría ser consecuencia de que sus niveles de calcio están bajos y, cómo hemos leído anteriormente, este síntoma está estrechamente relacionado a la excesiva acidez del cuerpo.

Pero, ¿qué podemos hacer para equilibrar nuestro organismo? SI has notado alguno de estos síntomas, no tienes porqué preocuparte. Afortunadamente, existen un gran variedad de cambios, sencillos, que podemos aplicar para alcanzar el equilibrio que nuestro organismo tanto necesita.

Una buena alternativa para equilibrar tu organismo, es teniendo una dieta alcalina y esto se consigue consumiendo gran cantidad de frutas y verduras (no transgénicas), frutos secos, semillas y legumbres.
También es importante que se evite la ingesta de cereales en caja, azúcar refinada (y cualquier que sea procesada, especialmente el jarabe de maíz de alta fructosa), lácteos y cafeína en exceso, enlatados y embutidos.

También existen pequeños “ trucos de la abuela” que pueden ser muy útiles, como mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre de manzana orgánico.

Para esta receta, deberás mezclar la tercera parta de una cucharadita con bicarbonato de sodio y dos cucharadas del vinagre en un vaso con agua. Deberás tomártelo cuando la bebida completa, cuando haya dejado de ser efervescente.

Aunque parezca mentira, cambiar de productos de limpieza, también puede lograr resultados muy positivos. Esto es porque los que son de origen comercial, suelen ser muy ácidos y de ahí que se recomiende aquellos con ingredientes naturales.

Fuente: SenderoSaludable.net