6 tipos de OBESIDAD y a que se debe cada una!

Uno de los problemas más recurrentes en la actualidad es la obesidad. Nuestro estilo de vida nos obliga a vivir a un ritmo acelerado, esto se traduce en mala alimentación, falta de ejercicio físico e incluso en no comer. Estos son factores determinantes a la hora de comenzar a padecer de obesidad.

Muchos médicos se están tomando el tiempo de estudiar más a fondo este terrible problema. Y, en sus estudios han logrado llegar a unas conclusiones muy valiosas. La obesidad puede ser clasificada en diferentes tipos, cada una tiene unas características y unas causas específicas, esta información permite tratar con mayor efectividad a quienes padecen de obesidad.

Las idea es crear un enfoque más individualizado de cada paciente para que los tratamientos estén acordes a las necesidades y problemas de cada uno. Esto permitirá reducir los índices de mortalidad a causa de esta enfermedad. Además, con la información obtenida de esta división es mucho más fácil controlar la grasa en el cuerpo.

Conoce estos 6 tipos de obesidad


1. Obesidad por alimentos: Este es el tipo más frecuente de obesidad, se produce por el consumo excesivo de alimentos especialmente de los alimentos conocidos como "chatarra". Esto ocurre porque la comida procesada contiene grasas muy difíciles de digerir para el cuerpo. Se genera mayor acumulación de grasa en la parte superior del cuerpo. 
Lo ideal para eliminar este tipo de obesidad es realizar una dieta adecuada y hacer mayor actividad física, además de reducir el consumo de azúcares y alimentos procesados.

2. Obesidad por estómago nervioso: Las causas de este tipo de obesidad están ligadas a las emociones: estrés, angustia, depresión, ansiedad, etc. Las personas que padecen de esta suelen comer dulces en exceso para satisfacer la carencia emocional. Para evitar el avance de este tipo de obesidad hay que buscar ayuda psicológica y hacer ejercicio para liberar estrés. 

3. Obesidad por gluten: Se presenta mayormente en mujeres, especialmente durante la adolescencia o la menopausia porque está presente un desequilibrio hormonal. La grasa suele acumularse en la zona media, las piernas y los glúteos. Se debe dejar de fumar y beber alcohol y aumentar la actividad física. El gluten altera el proceso endocrino y eso genera ganancia de peso. 

4. Obesidad por metabolismo: En este caso, los pacientes tienden a tener un aumento considerable en el abdomen puesto que allí se acumula toda la grasa. Se genera por comer alimentos que alteran el funcionamiento del metabolismo (frituras, alcohol, postres, panes), lo ideal es crear junto a un especialista una dieta adecuada. 

5. Obesidad por herencia: Hay genes que predisponen a los pacientes a padecer de obesidad. Los genes participan en la regulación del peso corporal y en el tamaño y cantidad de los adipositos y en la disposición del tejido graso en el cuerpo. La mejor forma de mantener controlada este tipo de obesidad es haciendo ejercicio y teniendo una dieta adecuada a las necesidades del cuerpo. 

6. Obesidad por inactividad: En este tipo de obesidad se ven afectadas todas las áreas del cuerpo. La mejor manera de prevenirla es dejando de consumir alimentos procesados, alimentos con grasas saturadas. Además, debe cuidarse de no saltar ninguna comida durante el día. Es ideal hacer ejercicios y no estar mucho tiempo sin moverse. La grasa suele acumularse en el abdomen.