7 Errores en la crianza que impiden a los niños llegar a ser Exitosos!

Se ha determinado que existen muchas posibilidades que las personas que tienen problemas cuando son adultos con respecto a su carácter, actitud, forma de tratar a las demás personas y su poco entusiasmo de lograr cosas, se deben a la crianza que le dieron sus padres.

El experto en liderazgo y autor de best-sellers de psicología Tim Elmore, ha realizado diferentes investigaciones donde ha determinado una pequeña lista de esos errores que cometen los padres a la hora de la crianza de sus hijos, haciendo que estos se sientan inseguros y con pocas motivaciones al éxito a lo largo de sus vidas.

Esta es la lista de cosas que los padres y las madres deben de evitar hacerle a sus hijos, de esta manera conocerán los errores que NO deben cometer.

Lista de los errores de crianza más comunes



- No permitir que los hijos tomen riesgos: eliminar el riesgo o evitar que suceda causa arrogancia, insolencia y baja autoestima. Vivimos en un mundo donde hay peligros a cada paso, los padres no deben proteger siempre a sus hijos, deben dejarlos que tomen riesgos, que fallen y caigan, para que sepan que es algo normal.

- Correr en su ayuda demasiado pronto: esto causa que los hijos siempre crean que alguien correrá para salvarlos siempre, pero eso no sucede en el mundo real, el mundo adulto. Esto es rodearlos de cuidados excesivos y nunca es bueno.

- Entusiasmarse muy pronto: el elogio constante y la obtención de premios tiende a causarle a estos niños una sensación de siempre es fabuloso en lo que hace. Esto no sucederá con todas las personas y es cuando dudará de la credibilidad de sus padres, querrá ser tramposo y mentiroso sólo para obtener un premio.

- Permitir que la sensación de culpa reemplace el buen comportamiento: es bueno que los niños aprendan a luchar por lo que quieren, por ende es bueno no mimarlos tanto, no complacerlos siempre, hay que decirles “no” o “ahora no”, ya que si la relación se basa en objetos materiales, cuando estos cesen ya no habrá sentimientos.

- No contarles los errores que han cometido en el pasado: debes dejar que ellos mismos cometan sus errores, especialmente en la adolescencia, no los prevengas sino que cuéntales cómo te sentiste o lo que aprendiste de esos errores, pero deja que ellos se enfrenten a ellos y aprendan de las consecuencias.

- Confundir intelecto con madurez: ser inteligente o habilidoso no lo hace maduro ya que no hay una edad o un momento donde la madurez hace presencia. Observa el comportamiento de tu hijo y el de los demás, si ves que los demás son más autónomos, es posible que estés frenando a tu hijo.

- No aplicar lo que se predica: actúa según tus propias normas, eres el modelo a seguir de la familia y especialmente de tus hijos. Si quieres que ellos respeten tus reglas y las de la vida, tú también hazlo.


Fuente: Ento2.net