7 Formas en las que un hombre abusa de ti emocionalmente y tú lo permites. O no te das cuenta!

Las relaciones de pareja son complicadas porque se unen dos personas que tienen caracteres diferentes, formas de pensar distintas y gustos separados. Lo importante de estas relaciones es saber entenderse y buscar un punto medio que logre equilibrar la vida, desafortunadamente eso no pasa siempre, muchas veces uno de los dos se aprovecha de la otra persona y lo lastima.

Generalmente los hombres suelen terminar las relaciones y cuando lo hacen causan mucho daño a su pareja. Lo triste de esta situación es que las mujeres, posiblemente, son las responsables de que las decisiones de ellos afectan de forma tan terrible su vida. Muchas mujeres están al lado de un hombre creyendo que él es el único que podrá hacerlas feliz y eso no es así.

La felicidad es un sentimiento que nos debe hacer sentir plenos. Las mujeres se aferran, inconscientemente, a hombres que dañan su día a día. La razón por la que lo hacen son muchas; por enamoramiento, por seguridad, por necesidad o por hijos. Pero, mujer, debes saber que esto no es sano para ti. ¡No seas víctima de abuso!

7 señales que te demuestran que tu compañero de vida está abusando de ti


En la mayoría de los casos las mujeres son víctimas de violencia psicológica porque están tan encerradas en una ilusión de que todo cambiará que comienzan a hacer cosas que le permiten al hombre abusar emocionalmente de ellas.

Estas 7 señales te enseñarán lo que estás haciendo mal. Toma nota y si estás pasando por alguna de estas cosas es hora de decir ¡YA NO MÁS!

1. Justificas el comportamiento de tu pareja: El comportamiento de tu pareja te causa dolor, tristeza y temor pero no eres capaz de decírselo a él directamente. Terminas drenando tus sentimientos con las personas que están a tu alrededor y, cuando te preguntan qué piensas de eso y por qué no haces nada respondes que la razón por la que él lo hace es porque está cansado y agotado.

2. Te sientes responsable por los errores de tu pareja: Cuando demuestras que necesitas estar con él comienza a aprovecharse de eso. Te hace sentir culpable por cosas que ha hecho él, manipula tus emociones y te hace sentir responsable de errores que no son tuyos. La base de la relación está en asumir los errores y pedir perdón de ser necesario.

3. Dejas que el miedo te invada: Cuando pones a tu pareja en el centro de tu vida y él te trata mal, comienzas a tener miedo. Dejas de hacer lo que te gusta por temor a sus reacciones. Esto no es sano para ti. El miedo no debe existir en una pareja, si te sientes así debes tomar distancia de esa situación. 

4. Ya no te amas a ti misma: Comienzas a verte de una forma distinta, crees que no tienes valor y lo único que importa en tu vida es hacer que él esté feliz. No importa la manera en la que te sientes sino que importa cómo se siente él. No le des prioridad a otro, debes valorarte a ti misma antes de valorar a otro.

5. Crees que nadie más te amará: Cuando dependes de tu pareja nunca conseguirás recibir el mismo amor que das. Debes disfrutar cada momento, aprende a convivir con la soledad. No siempre se necesita de compañía para ser feliz.

6. Te desvives por los pequeños momentos de micro felicidad: Cuando tienes una pareja no debes rogarle para que esté contigo o para que te trate bien durante unos pocos minutos. Siempre soñaste con un amor de película, pues alcanza eso. Tú vales más que unos minutos y mereces mucho más. Aléjate de eso, sal y disfruta que seguramente afuera hay alguien esperando para  amarte de verdad.

7. Crees ciegamente en él y en su relación: Cuando las relaciones comienzan a tornarse abusivas te aferras a la esperanza de que todo mejorará. Pero con esto lo único que logras es alargar lo inevitable, vives con dolor y agonizas con cada día que pasas a su lado. Una vez que tu pareja abusa emocionalmente de ti no hay forma de que la situación cambie y mejore. 

¡Abre los ojos, mujer, ámate y ponte de primera en la lista de tus prioridades!


Fuente: Ohyeea.com