Aprende re regenerar los Cartílagos en Rodillas y Caderas con estos remedios naturales!

Aunque generalmente, nadie se preocupa cómo debería por sus articulaciones, lo cierto es que personas de cualquier edad podrían sufrir problemas en las mismas, lo que puede causar dolor y problemas motrices.

Otro dato que muy pocas personas saben, es que las complicaciones con las articulaciones pueden ser consecuencia de una mala dieta, por lo que algunas mejoras en la alimentación pueden hacer un gran diferencia.

Existen infinidad de alimentos orgánicos que pueden influir en que los procesos de rehabilitación por afecciones en las articulaciones, sean mucho más rápidos y efectivos.

Come bien y sana tus articulaciones


En este artículo, te explicaremos cómo saber si existe algún problema  en tus rodillas, espalda, cadera o columna vertebral. Además, te comentaremos cuáles son esos alimentos que pueden ayudarte a mejorar tu condición.


Los cartílagos, son un tejido que evita que los huesos choquen entre sí y se pueden encontrar en las rodillas, la cadera, el pecho, la columna, los codos y los oídos.


Es común que las personas sufran de problemas en los cartílagos de las rodillas y éstos suelen ser consecuencia del paso de los años, el sobrepeso o el ejercicio excesivo.


Ante nada que, a cuando comenzamos a tener problemas con los cartílagos, estos suelen ser consecuencia de que nuestro organismo necesita condroitina, una sustancia que lo ayuda a mantenerse sano y elástico porque absorbe el agua que hay en la zona.


Cuando esta falla ocurre, se puede ayudar al cuerpo a obtener este compuesto de forma natural, se recomienda comer cartílago de cerdo, vaca o tiburón.  Lo ideal es consumir, cuando mínimo, entre 1.000 y 1.200 miligramos de estos alimentos al día.


También es recomendable ingerir vitaminas A y C, porque son excelentes para la restauración de los tejidos. Además, contienen colágeno que surten el mismo efecto.  Estos nutrientes se pueden encontrar en lechugas, patatas, pimientos, moras y naranjas y se deben ingerir, al menos, 75 miligramos de ellos por día.

Fuente: EstiloConSalud.com