Aprende a utilizar la Clara de Huevo en los Párpados y los resultados te sorprenderán!

La aparición de arrugas alrededor de los párpados es una de las evidencias del paso del tiempo que más mortifican a las mujeres, por lo que buscan distintas formas más evitarlas u ocultarlas.

No solo el paso de los años contribuye a su aparición, sino que también otros factores, como la exposición al sol sin la protección debida, el vicio del cigarrillo, el descuido en la rutina de belleza fácil, entre otros, contribuyen incluso a que se manifiesten antes de tiempo.

Es por eso que ahora te presentamos una fabulosa receta utilizando un ingrediente que encuentras con facilidad en tu cocina: clara de huevo. Así es, con solo un huevo podrás disimular esas molestas líneas de expresión y rejuvenecer tu rostro.

Huevo rejuvenecedor

Para nadie es un secreto que el delicado contorno de los ojos requiere un cuidado extra con ingredientes que sirven especialmente para esta zona. Esta receta utilizando clara de huevo tiene esas propiedades que necesita la sensible área del párpado.

¿Por qué la clara de huevo resulta tan beneficiosa? El huevo es un alimento rico en nutrientes, que le aporta firmeza a la piel y una apariencia más joven, suavizando los surcos de las arrugas. De igual forma, logra disimular el tamaño de los poros, lo que se traduce en un cutis liso y rejuvenecido.

Aunque el huevo completo también puede traerle beneficios a tu piel, cuando hablamos del párpado lo mejor es aprovechar solo la clara, que tiene las propiedades suficientes para nutrirlo y no te dejará ningún olor desagradable en la piel.

Las claras de huevo, además, actúan como un lifting natural, eliminando las impurezas y brindando firmeza, convirtiéndose en la manera más fácil de quitarte esos años de encima con facilidad.

Ahora bien, ¿qué debes hacer para aprovechar las cualidades de las claras de huevo? Solo necesitas:
La clara de un huevo.
Un hisopo de algodón.

Una vez que tengas esto, debes limpiarte la cara muy bien, sin dejar ningún rastro de maquillaje u otro producto en ella. A continuación, agita la clara de huevo hasta llevar al punto de nieve.

Con el hisopo coloca la clara batida en ambos párpados y deja reposar en tu rostro durante cinco minutos. Al secarse retírala con abundante agua tibia. Inmediatamente notarás la piel más fresca y rejuvenecida. Repite una vez por semana para potenciar el resultado. 


Fuente: Natupedia.net