¿Cómo eliminar las manchas oscuras de la entrepierna, axilas y cuello con un solo ingrediente? Aquí te lo contamos!

¿Sabes qué es la acantosis nigricans? Esta condición en la que la pigmentación de la piel, especialmente la del cuello, piernas y axilas se ponen negras y afecta principalmente a las personas con sobrepeso o de tez oscura. Aunque también puede ser común entre los pacientes de diabetes mellitus tipo 2.

Pero más allá de lo estético, éste padecimiento puede convertirse en gran problema, cuando no se trata a tiempo. Aunque es normal que los médicos diagnostiquen a los signos de oscurecimiento de la piel como acantosis, lo cierto es que este síntoma podría ser consecuencia de desequilibrios hormonales, factores genéticos o tumores.

Por eso, ante cualquier cambio anómalo del color o apariencia de la piel, lo mejor es acudir a un especialista para un diagnóstico acertado y así descartar otras complicaciones médicas.

Mi piel se oscureció y… ¿ahora qué?


Usualmente, esta condición no suele causar síntomas exógenos como picazón o dolor, simplemente el área afectada a descamar y a tornarse cada vez más café. Pero no te preocupes, porque existen maneras  naturales para que puedas solucionarlo:

El aloe vera es un gran aliado para tratar la piel, porque puede ayudar a aclararla y suavizarla. Además, es un agente fantástico para promover la reposición de las células de la piel y ayuda en la prevención del cáncer.

Para usarlo, se debe remover el gel que posee la hoja para aplicarlo en las zonas que están oscuras. Se debe dejar actuar por unos 20 minutos y después removerse con abundante agua. Se recomienda aplicar este tratamiento una vez al día, para así obtener mejores y más rápidos resultados.

El bicarbonato de sodio también es un gran aliado, porque actúa como un exfoliante de la piel.  Se ha comprobado que, al mezclarlo con agua, se pueden obtener excelentes resultados aclarando la piel.

La fórmula secreta está en hacer una pasta espesa con tres cucharadas de bicarbonato y agua, la cual deberá esparcirse en las áreas afectadas y esperar a que se seque para enjuagar con abundante agua. Para resultados óptimos se recomienda aplicarlo dos veces a la semana.

El limón, por ser rico en vitamina C, es excelente para eliminar  las células muertas y tonificar la piel, porque promueve la regeneración dérmica.  Se recomienda aplicar el jugo de esta fruta en las zonas afectadas y frotarlas suavemente por un instante. Luego se debe dejar actuar unos 20 minutos, lavar con agua tibia y aplicar una crema humectante en la zona, para culminar el tratamiento.

El limón y la miel, también se pueden obtener resultados maravillosos.  Se debe aplicar una cucharada de esta mezcla en las zonas afectadas y dejar 20 minutos, para retirarlo con agua tibia.

Los pepinos, también pueden ayudar a aclarar la piel, por lo que recomiendan usarlo junto al limón y así obtener un remedio que aclara y alivia la sensación que produce de picor que puede causar el cítrico en la piel.

Si a la mezcla anterior se le añade cúrcuma, se estará aplicando un poderoso tratamiento que no sólo aclara y refresca la piel, sino que previene la aparición de nuevas manchas. Es recomendable que éste último tratamiento se use a diario. Una opción menos elaborada, es frotar rodajas de pepino en las zonas afectadas.

Fuente: SenderoSaludable.net