Esta es la única manera de que tus axilas dejen de OLER mal. Tienes que probar este remedio!

El cuidado y el aseo personal son unos de los aspectos más importantes de la vida diaria. Cada día nos aplicamos cremas, perfumes y nos ponemos ropa limpia porque sabemos que así estaremos siempre presentables y libres de olores desagradables. Uno de los problemas que más comúnmente afecta a casi todas las personas es el mal olor en las axilas este olor es producto de las bacterias que se acumulan en la zona, del pH desequilibrado o de usar productos que no tienen ningún efecto en nuestro cuerpo.

Cerca del 90% de la población de Estados Unidos utiliza desodorante diariamente o antitranspirante para evitar este mal olor, sin embargo no a todos les surten efecto estos productos. Hay, cerca de un 78% de personas que no necesitan usar estos productos pero de todas maneras los utilizan por precaución. Esto demuestra la importancia que tiene la higiene dentro de la sociedad actual.

Es muy importante saber específicamente cuáles son las razones por las que esto se produce, porque esta es a única forma de poder prevenir el mal olor de las axilas sin necesidad de estar gastando grandes sumas de dinero en productos que no funcionarán. Toma nota de lo que te enseñaremos a continuación y libérate de este terrible problema.

No más mal olor en las axilas, elimínelos por completo


Es importante que tomes en cuenta lo siguiente, porque contrario a la creencia popular el problema del mal olor no tiene que ver necesariamente con la falta de higiene en las axilas. Evidentemente este es un factor que influye, pero hay unos hechos científicos que explican las verdaderas razones por las que estás sufriendo de mal olor en las axilas. 

1. Las axilas son un ecosistema

Las axilas cuentan con una gran cantidad de bacterias, sin embargo no hay una gran diversidad de estas. Es decir, hay una gran cantidad de bacterias pero de pocos tipos. Nuestra axila puede asemejarse al intestino ya que sucede más o menos lo mismo. Cuando consumimos antibióticos éstos pueden matar a las bacterias que son buenas para el organismo dejando únicamente a los microbios peligrosos. Lo ideal es mantener equilibrada la axila, por eso se recomienda evitar el uso de estos productos antibióticos, esto permitirá la estabilización de las bacterias olorosas.

2. El sudor por sí mismo no huele a nada

Estas bacterias descomponen los lípidos y aminoácidos que se encuentran en el sudor para convertirlas en sustancias que tienen un olor distinto al que llamamos el mal olor corporal. Se conocen 2 métodos para evitar este mal olor y son los más usados: matar a las bacterias a través de un desodorante estándar o bloquear las glándulas sudoríparas y matar a las bacterias. Sin embargo, el uso de productos químicos puede ser dañino para el cuerpo.

Recomendaciones para prevenir el mal olor: 
  1. Usar jabones más suaves: Es mejor buscar jabones suaves e incluso neutros, ya que los que contienen tensioactivos fuertes (como aquellos con SLS y SDS), eliminan el sebo protector que está lleno de grasas buenas que el cuerpo usa para proteger su piel y pueden ocasionar daños.
  2. Elimina el aluminio: El aluminio es típicamente un ingrediente activo que inhibe la sudoración. Recientemente se ha relacionado con una variedad de problemas de salud a largo plazo. Hay que tener cuidado para no generar problemas de salud.