Estas son las razones por las que se INFLAMA tu estómago y cómo puedes solucionarlo!

Muchas veces pasamos por una situación muy incómoda y muy extraña de explicar: la hinchazón abdominal. Muchas personas son muy delgadas y de un momento a otro comienzan a sentir una pesadez y una inflamación en el área abdominal, esto resulta muy desagradable e incluso muy doloroso en algunos casos. En el caso de las personas con sobrepeso genera una molestia aún mayor.

Una de las razones más frecuentes por las que esto ocurre es el exceso de comida. En algunos casos solemos comer mucho más de lo necesario y quedamos extremadamente llenos. Ahora bien la hinchazón abdominal se conoce como distensión del abdomen y ocurre cuando esta parte del cuerpo se amplia más de lo normal sin razón aparente.

Hay múltiples razones que permiten y aumentan la posibilidad de que esto ocurra como el estreñimiento, la indigestión, retención de líquidos, síndrome menstrual, aumento de peso violento, tragar aire mientras se come o habla y uno de los más comunes es la intolerancia a algunos alimentos.

Remedios caseros para disminuir la inflamación


Es muy fácil de eliminar este problema. El cuerpo se encarga de sacar todo el aire que pueda estar acumulado a través de flatulencias o gases, sin embargo hay algunos casos que necesitan un poco más de ayuda para poder acabar con este problema. 

Una de las cosas más importantes que deben tomarse en cuenta es que para evitar este problema hay que mantener una dieta balanceada en la que se evite la grasa, las gaseosas y el alcohol. Además, intente comer despacio así no entrará aire a su organismo. 

En ese caso te presentamos algunos remedios caseros y muy sencillos que te permitirán aliviarte de este dolor y malestar en poco tiempo. Son muy económicos y seguramente tienes todo lo que necesitas en casa. 

1. Realizar caminatas: Es ideal que después de una comida pesada realices una caminata suave durante 10 minutos, esto ayuda a estimular la digestión y a eliminar la sensación de pesadez. 

2. Té de jengibre: Las propiedades del jengibre ayudan a relajar el tracto intestinal, por esta razón es efectivo en el tratamiento de los problemas digestivos. Lo único que debes hacer es tomar una taza de té de jengibre después de cada comida. 

3. Agua tibia con limón: El limón estimula el tracto digestivo y permite una mejor digestión. Para realizar este remedio solo debes agregar dos cucharadas de jugo de limón a un vaso de agua y tomar antes de las comidas, especialmente si lo que se comerá es una gran cantidad. 

4. Té de menta: Esta planta contiene mentol que tiene un efecto antiespasmódico que ayuda a calmar los nervios, alivia los dolores del estómago y del tracto digestivo. Tome una taza de té de menta después de la cena para ayudar en la digestión y aliviar la hinchazón.

Fuente: IgnisNatura.cl