Las piernas hinchadas son agua pasada. Dile Adiós a la retención de líquidos con este truco!

Muchas personas tienen la costumbre de pesarse justamente al levantarse de ala cama, pues muchos dicen que el peso que marca la balanza es tu peso correcto. Sin embargo, ocurre algo muy extraño: tienes unos kilos extras y no sabes de dónde salieron. La realidad es que ese peso no siempre es de masa o grasa, a veces es agua. 

La retención de líquido es un problema muy frecuenta en personas con poca actividad física, a mujeres embarazadas y personas que consumen muchos medicamentos. Esta retención es frecuente notarla en piernas, pies, dedos y articulaciones que se ven hinchadas. La realidad es que este problema es muy incómodo y además puede afectar tejido del organismo. 

Este problema puede resolverse muy fácilmente, lo mejor es comenzar a cambiar ciertos hábitos que sin saberlo están afectando nuestra salud. Presta mucha atención a lo que diremos a continuación y olvídate para siempre de la retención de líquido.

Sencillos consejos para aliviar este problema


1. Consume mayor cantidad de agua
Comúnmente las personas no consumen la cantidad adecuada de agua, lo recomendable es consumir 8 vasos al día. Cuando esto no sucede el cuerpo intenta compensar la falta y almacena toda el agua que puede y esto genera la retención. La mejor manera de evitar este problema es tomando mayores cantidades, además puedes consumir alimentos que consuman altas cantidades de agua: pepino, pimientos, frutas. 

2. Disminuye la sal de tu dieta
Las comidas saladas normalmente causan retención de líquidos, especialmente si no bebes suficiente agua. Cuando consumimos sal en exceso el cuerpo retiene una mayor cantidad de agua para poder mantener un equilibrio saludable. En casos extremos, las células pueden aumentar hasta 20 veces su tamaño inicial. Afortunadamente, la solución es bastante obvia y sencilla: come con menos sal y evita alimentos procesados. Comienza a consumir vegetales y frutas con mayor regularidad.

3. Eleva tus niveles de magnesio
Nuestros cuerpos necesitan este mineral para casi todas las funciones que cumple a diario. Si no lo tenemos, nuestros cuerpos no funcionan correctamente y terminan reteniendo agua. La solución para aumentar los niveles de magnesio es muy fácil, solo debes comer aguacates, espinacas y yogur, en general todos los vegetales verdes contienen magnesio. 

Aplicando estos sencillos consejos te aseguramos que podrás lograr que la retención de líquido desaparezca por completo. Eliminarás la piel y el peso extra, además reducirás el tamaño de tus células. No te olvides de practicar ejercicios con regularidad y acudir al médico de vez en cuando para descartar cualquier otro problema de salud. 

Fuente: NoLoCreo.com