Receta para eliminar la piel arrugada y flácida de varias partes del cuerpo!

La aparición de las arrugas es una de las mayores preocupaciones de la mujer actual, que desea mantenerse bella durante muchos años, burlando el paso del tiempo.

Además, vivimos en una sociedad en la que la apariencia física es sumamente importante, por lo que desaparecer manchas, arrugas y cicatrices, especialmente si estas están en el rostro, se ha vuelto uno de los principales dolores de cabeza de todas las mujeres.

Sin embargo, no necesitas seguir gastando grandes sumas de dinero en costosas cremas que prometen resultados milagrosos que nunca cumplen, ha llegado la hora de ayudarte a ti y a tu piel a quitarse unos cuantos años de encima, y además de una forma completamente natural.

Receta rejuvenecedora con ajo


Aunque sentirse bien contigo misma debe ser lo más importante, resaltar la belleza y cuidar tu piel tampoco es un pecado. Es por eso que hoy te presentamos esta receta rejuvenecedora a base de un ingrediente que encontrarás con suma facilidad en tu cocina: el ajo.

Desde la antigüedad las propiedades embellecedoras y medicinales del ajo han sido ampliamente apreciadas. No solo previene el desarrollo de enfermedades gracias a sus propiedades antioxidantes y antibióticas, sino que además es el componente principal de recetas utilizadas para disimular las arrugas.

Aprenderás a preparar tu propia fórmula secreta de la juventud con una sencilla y económica mascarilla casera, cuyos resultados no podrás creer.

¿Qué necesitarás?

Dos dientes de ajo.
Una cucharada pequeña de polvo de arcilla.
Una cucharadita de miel.

Una vez que tengas todos los ingredientes, solo debes seguir estos sencillos pasos:

Pela los dos dientes de ajos y tritúralos con mucho cuidado. Agrégales la cucharada de miel y el polvo de arcilla. Remueve todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.

De esta forma tan rápida ya tienes lista tu mascarilla.

A continuación, debes lavar a profundidad tu rostro para eliminar cualquier residuo y abrir los poros. Una vez hecho esto, colócate la mascarilla que has preparado y déjala durante media hora.

Pasado este tiempo, retira y limpia tu cara con abundante agua tibia. En muy poco tiempo verás los resultados.