Remedio casero para DESINFLAMAR y ELIMINAR el dolor de los JUANETES!

Uno de los problemas más comunes entre las mujeres y hombres que están cerca de los 30 años son los juanetes. La edad en la que se presentan con mayor fuerza es esta. Los juanetes son deformaciones en las articulaciones, generalmente en las del dedo pulgar y meñique, de los pies. Esta deformación consiste en que la articulación se curva y toma un ángulo diferente al recto formando una protuberancia al lado del hueso. 

Es muy común que aparezca por usar zapatos que no son de la talla correcta, el uso excesivo de los tacones muy altos, el sobrepeso, además es un problema hereditario. No en todos los casos se hereda de algún familiar cercano, pero es una posibilidad. Por ejemplo, si la madre sufre de juanetes el hijo tiene 65% de posibilidades de padecerlo.

Uno de los síntomas más comunes cuando se padece de juanetes es el dolor agudo y la dificultad para caminar. sin embargo, se presentan unos mucho más específicos que son claves para determinar la presencia de un juanete. Te mostraremos algunos: Inflamación, piel callosa, enrojecimiento de la zona, la piel se endurece, rotación del dedo gordo hacia los otros dedos -puede llegar a montarse sobre el índice.

Los mejores remedios para tratar esta condición


Este problema no es solo de salud, sino también estético. Quienes padecen de juanetes evitan usar zapatos que hagan que se vea esta parte su pie, se cohiben por andar descalzos y esto genera una serie de problemas de autoestima que pueden llegar incluso a la depresión. 

Antes de mostrar los remedios caseros más efectivos que se conocen para tratar este problema, te haremos una lista de recomendaciones que puedes seguir para prevenir o aliviar los juanetes. 
  1. Consumir vitaminas C,A y D
  2. Usar zapatos de punta ancha y que sea de material suave.
  3. Mantenerse en un buen peso.
  4. Consumir alimentos que posean calcio.
  5. Usar espaciadores. Puede ser con trozos de algodón. 
Ahora sí, los remedios son los siguientes:

REMEDIO #1 - AGUA CALIENTE: 

Deben aplicarse sobre el juanete compresas de agua caliento. Esto ayudará con la inflamación y el dolor.

REMEDIO #2 - AGUA CON SAL: 

En un envase colocar agua y una cucharada de sal, remover un poco y allí colocar los pies alrededor de 20 minutos. Lo ideal es que el agua cubra todo el pie. 

REMEDIO #3 - ACEITE DE LAVANDA:

Cada noche antes de dormir masajear suavemente el juanete con aceite de lavanda. Las propiedades anti-inflamatorias de este aceite ayudan a aliviar el dolor y la inflamación. 

REMEDIO #4 - SEMILLAS DE LINO, CONSUELDA Y MALVAVISCOS: 

Realizar baño de pies. Debe prepararse con 50 gramos de semillas de lino, 30 gramos de malvavisco y con 50 gramos de consuelda mayor, todo esto en un litro de agua. Dejar los pies sumergidos por unos minutos. 


Fuente: IgnisNatura.cl