ASOMBROSO! Con la ayuda de un tomate se pueden curar las venas varicosas!

El cuerpo humano suele es una maquina estupenda. Su funcionamiento es algo digno de admirar y estudiar. Sin embargo, no es un funcionamiento exento de fallas. El cuerpo humano tiene varias falencias que se suelen manifestar a en distintos momentos y en distintas partes del cuerpo. 

Las fallas que se presentan en el cuerpo humano pueden ser muy leves como también muy importantes. Lo más importante respecto a estas molestias que afectan el cuerpo es informarse bien respecto a ellas y seguir el tratamiento que nos recomiende un especialista al pie de la letra. 

En este artículo te hablaremos de una de las enfermedades que más ha afectado a la población mundial en los últimos años: las varices. Las várices son venas inflamadas y retorcidas que se pueden ver bajo la superficie de la piel. Por lo general aparecen en las piernas, pero también pueden formarse en otras partes del cuerpo.

¿Cómo curar las varices?


Las várices son muy comunes. A veces causan dolor cuya intensidad varía entre leve y moderada, coágulos de sangre, úlceras (llagas) de la piel y otros problemas. Existen miles de remedios para curar las mismas pero ninguno suele reflejar gran efectividad. Aquí te presentaremos uno que ha sido probado varias veces y ha resultado todo un éxito. 

Ingredientes

Solo necesitaras de dos o tres tomates para preparar esta receta. 

¿Cómo preparar? 

  • Lavar bien los tomates escogidos y cortar en rodajas
  • Colocar las rodajas de tomate en las zonas afectadas y vendar para que el tomate no se desplace
  • Cuando se empiece a sentir un hormigueo y un ardor leve retirar la venda y el tomate y proceder a enjuagar con agua fría. 

Se recomienda repetir este procedimiento por unas tres veces al día. 

De igual manera, lo más recomendable es prevenir las enfermedades antes de padecerlas por eso te recomendamos: 
  1. No utilizar ropa apretada 
  2. Realizar actividades físicas con una frecuencia regular
  3. Tratar de evitar el sobrepeso
  4. Tratar de no cruzar las piernas
  5. No permanecer demasiado tiempo sentado o de pie  

No olvides compartir esta información, les puede ser útil a muchas personas como te fue a ti. 

Fuente: Saludable.guru