Conoces la LECHE DE AJO? Soluciona los problemas de impotencia, asma, tuberculosis, artrítis, insomnio y más!

Los seres humanos estamos propensos a sufrir diferentes enfermedades y problemas de salud que afectan nuestra calidad y nuestro ritmo de vida. Generalmente las razones por las que se producen son genéticas, pero hay otras afecciones que son generadas por errores que nosotros cometemos día tras día, uno de ellos es el insomnio que se ha vuelto un mal común en los últimos tiempos.

El estrés, el cansancio y la mala alimentación aumentan los riesgos de padecer enfermedades que si se agravan nos pueden conducir a la muerte. Afortunadamente hay muchos medicamentos que nos ayudan, sin embargo, estos producen algunos efectos indeseados. ¡No te preocupes! que la naturaleza tiene la solución, ya que nos regala algunos elementos que nos permiten cuidar nuestra salud en poco tiempo.

El ajo es quizás el alimento que más beneficios tiene para el cuerpo, ya que ayuda a mantener nuestro organismo saludable. Uno de las mejores propiedades del ajo es que controla los niveles de las sustancias contenidas en la sangre lo que permite tener una mejor circulación y una mejor absorción de los nutrientes.

Leche de ajo que te sanará y aliviará muchas afecciones


Los principales beneficios de esta leche son: 

1. Asma: Una taza de leche de ajo antes de ir a dormir previene un posible ataque de asma o en su defecto, consumir 3 dientes de ajo cada noche es igual de beneficioso.

2. Impotencia: La leche de ajo es ideal para los casos de impotencia o de infertilidad. El ajo cocido o crudo, también cumple con la misma función.

3. Buena digestión: El ajo es muy efectivo como antiséptico y antibacteriano. Refuerza el sistema inmunológico y mantiene protegido el aparato digestivo. También es recomendable en casos de diarrea.

4. Tuberculosis Pulmonar: Es buena para tratar afecciones pulmonares como la tuberculosis pulmonar. Bebe un taza tres veces al día para reducir infecciones relacionadas con los pulmones y las vías respiratorias.

5. Colesterol: 1 taza de leche de ajo, te garantiza reducir los niveles de colesterol malo y a aumentar el bueno.

6. Artritis: La leche de ajo ayuda a aliviar la inflamación y el dolor característico de la artritis si se consume a diario.

7. Insomnio: Tanto la leche como el ajo son buenos inductores del sueño, de modo que al combinarlos podrás obtener un remedio para tu insomnio.

8. Neumonía: 1 taza de leche de ajo 3 veces al día es un buen remedio contra la neumonía.

9. Trastornos cardíacos: En este caso, es preferible preparar la leche de ajo con leche descremada, ya que sus bajos contenidos de grasa favorecen la circulación sanguínea y evita la formación de coágulos, reduciendo el colesterol.

10. Tos: Para aliviar la tos, a esta leche de ajo, agréguele una cucharadita de cúrcuma. Tanto el ajo como la miel, te ayudarán a limpiar la garganta y reducir los accesos de tos. Además, esta combinación resulta un excelente expectorante.

Para preparar esta leche debes tener los siguientes ingredientes: 
  • 1/2 litro de leche
  • 10 dientes de ajo pelados y picados
  • 1/4 litro de agua
  • 2 cucharadas de miel
Procedimiento: 

En una olla mezclar el agua y la leche, llevar a fuego medio y agregar los ajos picados. Deja hervir hasta que se evapore la mitad de a mezcla. Retira del fuego y cuela la preparación. 
Debe tomarse lo más cliente que se pueda. 

Modo de uso: 

Consume de acuerdo al problema que deseas aliviar. 

Fuente: Saludable.guru