¿Cuáles son las personas que JAMÁS deben consumir jengibre? Mira lo que puede pasar!

El jengibre es mundialmente conocido por ser una planta excelente para las artes culinarias y también por tener múltiples propiedades para mantener la salud del cuerpo en perfecto estado. Es sumamente popular en casi todos los países pero muy pocas personas saben que hay algunas personas a para las que resulta peligroso consumirla.

La raíz de jengibre es un anti-inflamatorio natural que ayuda a combatir numerosas enfermedades respiratorias, resfriados, gripe, puede tratar problemas digestivos o la artrosis. Y, la gran mayoría de las personas las consumen sin tomar en cuenta algunos factores que pueden convertirse en un problema a largo plazo.

A pesar de ser beneficiosa para la salud el consumo de este por un grupo específico de personas puede traer grandes consecuencias para el cuerpo. Las propiedades del jengibre pueden interactuar mal con algunos medicamentos prescritos para ciertas condiciones de salud como la diabetes, hipertensión o personas que tienen problemas de coagulación.

Si tienes algunas de estas condiciones es mejor que evites el jengibre
Lo primordial es saber que las dosis recomendadas de consumo de jengibre para las personas que no presentan ninguna condición médica es de 4 gramos al día y en el caso de las mujeres embarazadas no deben superar la ingesta de 1 gramos al día.

Ahora bien, te mostraremos una lista de las condiciones para las que está contraindicado el consumo de jengibre, por estas razones debe ser evitado:

1. Embarazo: Los estudios realizados en mujeres embarazadas indican que el jengibre se puede utilizar con seguridad para las náuseas matutinas. Algunas de las preocupaciones radican en si el jengibre podría aumentar el riesgo de sangrado, por lo que algunos expertos aconsejan no utilizarlo durante la etapa final.

2. Cálculos biliares: Las personas con cálculos biliares pueden agravar su condición con el uso del jengibre. Si se consume jengibre en grandes cantidades la producción de bilis puede aumentar, por lo que se puede haber mayor concentración en la vesícula biliar que puede agitar los cálculos biliares y hacer que se alojen en los conductos.

3. Mientras se consumen medicamentos para la coagulación: El jengibre puede hacer que la sangre no sea tan densa,  por lo que se tienen que tomar ciertas precauciones para su utilización en el caso de estar tomando medicamentos para la coagulación de la sangre o las personas que tienen trastornos de coagulación.

4. Mientras se consumen medicamentos para la diabetes: Para las personas con diabetes o pre-diabéticos que controlan su condición a través de la dieta, el jengibre puede ser de gran utilidad y eficacia, sin embargo las personas que toman medicamentos para la diabetes o utilizan inyecciones de insulina para controlar el azúcar en la sangre, se debe tener precaución y consultar con su médico la utilización del jengibre para evitar que los niveles de azúcar sean muy bajos.

5. Hipertensión: Algunos medicamentos utilizados para controlar la hipertensión, pueden interactuar con el jengibre, haciendo que la presión arterial y / o la frecuencia cardíaca sea demasiado baja en los niveles.

Es necesario acudir al médico para que el nos indique si podemos consumir alguna cantidad de jengibre. Lo mejor es prevenir complicaciones de salud y esto lo puedes lograr acudiendo al especialista con regularidad. 

Fuente: IgnisNatura.net