Envuelve tus pies en papel aluminio y espera 1 hora. !Lo que pasa después te sorprenderá!

El papel aluminio es uno de los elementos más comunes en las casas del mundo entero. Se cree que sus usos se limitan únicamente a la cocina, ya que allí es donde más se utiliza a la hora de guardar alimentos. Es un tipo de papel muy resistente que mantiene la temperatura de los alimentos, por ejemplo: si colocamos un sandwich tibio se mantendrá así por un largo período de tiempo.

Otra de las funciones del papel aluminio es que con él podemos realizar trabajos de manualidades, es muy útil para reciclar. En la actualidad debemos estar siempre alertas para mantener el ambiente en perfecto estado y por eso debemos aprender que casi todos los elementos que tenemos en casa se pueden reciclar.

Pocas personas saben y conocen todas las utilidades que tiene el papel aluminio en el cuerpo humano, sí, como lo lees: El papel aluminio te ayuda en tu salud. Aunque parezca increíble es así. Este material es muy útil para aliviar resfriados y quemaduras. Toma nota de lo que debes hacer y aprovecha al máximo el papel aluminio de tu casa.

Papel aluminio para tu día a día


A continuación te mostraremos todos los nuevos usos que podrás darle a este material. ¡Anímate a probarlos!

1. Acabar con los resfriados

Los resfriados son unos de los problemas más comunes que sufren los seres humanos, el frío, la humedad y el cambio brusco de clima provoca que nos enfermemos. Para aliviar los resfriados de manera natural puedes usar papel aluminio, lo único que debes hacer es envolverte los pies en 5-7 láminas de papel de aluminio y dejarlo sobre 1 hora. El papel tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudarte a mitigar algunos síntomas del resfriado. 

Deja respirar los pies durante 2 horas y repite el proceso. Notarás la mejora en un par de días. Por supuesto, visita siempre a tu médico si los síntomas duran más de una semana.

2. No más cansancio

Pocas horas de sueño o un día estresante te pueden dejar exhausto, incluso si tienes mil cosas que hacer en casa. El papel de aluminio puede ayudarte a recuperar energía para afrontar el día de nuevo. Corta unas tiras de papel de aluminio y mételas en el congelador. Sácalas después de 2-3 horas y póntelas en las mejillas y en los párpados. 

3. Alivia las quemaduras de la piel

Estudios americanos recomiendan incluso que los médicos traten quemaduras recientes con este papel. Primero tienes que echarte agua en la quemadura, limpiando con cuidado la herida, y secarlo con una toalla limpia. Tras aplicar una capa de pomada y ponerte una gasa limpia, envuelve la herida en papel de aluminio y ciérralo con cinta adhesiva. Intenta no moverte demasiado y espera a que el dolor desaparezca.

4. Mejora los dolores en las articulaciones

Prueba a envolver papel de aluminio en la parte del cuerpo que te duela e intenta limitar tus movimientos. Déjatelo puesto toda la noche o durante un día entero. Repítelo durante 10 días y después espera 2 semanas antes de repetir el proceso.

Fuente: NoLoCreo.com