Este aceite único en su especie hace desaparecer la calvicie, combate la caspa y hace crecer el cabello. ¡Beneficios desde sus primeros usos!

Las canas y la calvicie prematuras provocan un envejecimiento de la apariencia, por lo que muchas personas tratan de evitarlas o combatirlas cuando ya han aparecido. 

Sin embargo, recurrir a salones de belleza o tratamientos comprados en farmacias puede no ser lo más recomendable, debido a los componentes químicos y a lo costosos que estos resultan.

Es por eso que a continuación te presentamos una serie de tratamientos caseros que te ayudarán a combatir la calvicie y la canas de manera rápida y completamente natural.

Tratamientos naturales para el cabello


Las canas prematuras pueden aparecer por distintas razones: estrés, genética, problemas hormonales, sinusitis, entre otros.

Son producidas por un bajo nivel de melanina y deficiencias de hierro y vitaminas. Aquí te enseñamos como hacerlas desaparecer:

Té negro: hierve una taza de agua con dos cucharadas de té y agrega sal. Lava tu cabello varias veces y luego déjalo reposar con el té durante 20 minutos. 

Enjuaga con agua sola y repite 2 veces por semana.

Cebolla: el jugo elimina las canas y fortalece el cabello. Masajea durante media hora con jugo de cebolla. Repite 7 días seguidos.

Grosella espinosa india: llamada Amla, sirve para desaparecer las canas y devolver el brillo al cabello, gracias a la vitamina C y los antioxidantes.

Hierbe las grosellas con aceite de coco hasta que se pongan negras. 

Aplica el aceite que queda sobre el cabello y deja que actúe toda la noche. Enjuaga y repite 2 veces por semana. 

Si quieres que tu cabello crezca, utiliza esta misma receta pero con grosellas, aceite de almendras y jugo de lima.

Salvia y romero: oscurecen naturalmente el cabello. Hierve media taza de cada hierba por media hora.

Deja reposar por 3 horas y coloca en el cabello. Retira a los 20 minutos y repite una vez cada semana. 

Limón y aceite de coco: previenen las canas, hidratan y dan brillo. Mezcla tres cucharadas de jugo de limón con aceite de coco y aplica directamente sobre el cabello. 

Masajea y deja actuar una hora. Lava con champú y repite una vez por semana. 

Con estos métodos verás rápidamente los resultados. 

Fuente: SaludNat.com