Investigación muestra: El jengibre destruye el cáncer de próstata, ovario y cáncer de colon. ¡Conoce sus propiedades!

El cáncer es una enfermedad que cada día afecta a más personas alrededor del mundo, sin que las investigaciones parezcan avanzar en su prevención.

La medicina natural, no obstante, cada vez es más popular, y parece estar ofreciendo opciones para la prevención del cáncer, e incluso para su curación.

El jengibre, raíz utilizada para problemas digestivos por sus propiedades antisépticas y antibióticas, están arrojando resultados positivos en terapias anticancerígenas, por lo que lo señalan como una potente solución contra esta enfermedad.


El jengibre podría prevenir el cáncer



De tiempos inmemoriales, la raíz de jengibre ha sido utilizada a la hora de problemas respiratorios y distintos padecimientos de la salud, mostrando resultados positivos.

Recientemente, estos resultados se han mostrado también en terapias contra el cáncer de colón, próstata y ovarios, por lo que podría ser incluso mejor que la quimioterapia.

Estos resultados aparecieron en la Journal of Food and Chemical Technology, donde se publicó un estudio sobre las propiedades anticancerígenas del jengibre.

Estas propiedades anticancerígenas son:

Prevención del cáncer de colon y recto: este estudio fue presentado en el año 2003 durante la Conferencia Cancer Prevention Research. Según esta investigación, el jengibre protege el tracto intestinal, por lo que mata las células que producen el cáncer de colon.

Elimina las células que producen cáncer de ovarios: este estudio apareció en la revista Medicina Contemporánea.

En la publicación se demuestra que el jengibre puede servir como un tratamiento temprano contra el cáncer de ovarios, ya que detiene la angiogénesis.

Durante este proceso el tumor produce vasos sanguíneos que luego lo ayudarán a alimentarse de nuestro organismo, permitiéndole crecer y expandirse. Es por eso que 4 gramos de jengibre al día podrían detener este proceso, facilitando el tratamiento y la curación.

Con la terapia a base de jengibre, las células cancerígenas no se volverán resistentes a este compuesto, cosa que sí ocurre con la quimioterapia.

Combate las células que producen cáncer de próstata: el estudio fue publicado en la British Journal of Nutrition. En él se demuestra que el jengibre detiene el trabajo de las células cancerígenas que producen cáncer de próstata, impidiendo su desarrollo.

Para lograr este resultado, se necesitan 100 miligramos de jengibre por cada kilo de peso en la persona.

Por si esto fuera poco, el jengibre no mata las células buenas, como sí ocurre con la quimioterapia. 

Fuente: MedicinaNatural.com