Lo que ocurre cuando presentaron a un niño con síndrome de Williams y a un caballo es inolvidable. Fue increíble!

Hay múltiples enfermedades en el mundo, de hecho, muchas de ellas no han sido lo suficientemente estudiadas y siguen siendo un gran misterio para todos, puesto que con constancia no sabemos de qué manera tratarla. 

Es lo que ocurre sobre todo con las enfermedades de carácter genético: son un misterio para los doctores puesto que no existe cura posible, por lo que las familias de los pequeños deben hacerse cargo de un “niño especial”.

Una de estas enfermedades es el síndrome de Williams, que se podría decir es justo lo contrario al Autismo. El síndrome de Williams es una condición donde se pierde el material genético de un cromosoma, y es la que porta este pequeño chico de Israel. Conoce su historia.

El tierno contacto entre el pequeño y el caballo


Cuando se presenta este síndrome, una de las dificultades de la persona que tiene esta condición es la dificultad para la adquisición del lenguaje, mas sin embargo, a diferencia de los autistas que suelen alejarse de todo contacto, a estos pequeños pareciera gustarles. 

Son personas tiernas y que disfrutan establecer el  contacto con otras. Además sabemos de las propiedades positivas que han tenido las investigaciones cuando los caballos se involucran con personas de estas condiciones. 

Es lo que ha pasado con este chico, quien al principio buscó mostrar su afecto y establecer contacto con este caballo, que por un miedo natural, se había alejado del pequeño. Pero lo sorprendente es lo que pasa justo después, y es lo que ha dejado a todos impresionados. 

Su propia madre admitió: “Cuando llegué a casa y vi el video me di cuenta del poder de ese momento entre mi hijo y el caballo. El caballo siguió cada movimiento del niño, sin embargo, permitió que el niño se acercara y lo tocara. Cuando el niño se abrazó a la pata, el caballo no se atrevió a cambiar el ángulo de su posición, como si tuviera miedo de lastimarlo o de pisar el niño”.

Este pequeño al principio no sabía cuál era la mejor manera de acercarse al caballo, pero pronto lo ha logrado. No te queda más sino ver el video con tus propios ojos, y dejarnos tus impresiones al final. Comparte este artículo también con tus amigos. 

Te dejamos el video para que veas lo que sucedió:


Fuente: LaVozDelMuro.net