Por esta razón DEBES quitarte los zapatos al llegar a casa. Te vas a sorprender!

Los zapatos son una prenda de vestir muy útil para nuestra vida cotidiana. Existen diferentes tipos de calzados, depende del gusto de quien los utilice. Sin embargo seamos hombres o mujeres todos necesitamos de estos para salir a la calle y hacer nuestras ocupaciones diarias. Generalmente usamos un tipo de zapato para salir y otro para estar en casa y esta costumbre proviene de Japón, donde es mal visto usar el mismo calzado dentro y fuera de la casa.

Es muy frecuente que luego de un largo día de trabajo entremos a nuestros hogares a pesar de que nuestros zapatos estén en malas condiciones y llenos de sucio, sin saber que con esto podemos generar problemas de salud bastante delicados. En la Universidad de Arizona los investigadores encontraron que en las suelas del 96% de nuestros zapatos hay un promedio de 421.000 tipos de bacterias diferentes.

Se pueden encontrar las siguientes: Klebsiella pneumoniae (causante de infecciones en el tracto urinario), Serratia vicaria (culpable de ciertas infecciones respiratorias) y diferentes tipos de E. coli, siendo esta última una de las más peligrosas. Ya verás por qué, sigue leyendo y entérate de la razón por la que deben mantener tus zapatos fuera de tu hogar.

Quítate los zapatos antes de entrar a casa y evitarás muchos problemas de salud


Esta bacteria E. coli puede causar problemas en el sistema digestivo y también problemas renales que pueden terminar siendo letales. Esta bacteria se transmite a través de heces y llegan a tus zapatos por los restos de materia fecal que se encuentra en los suelos de los baños públicos y en las aceras de las calles.

Una de la mayores preocupaciones con respecto a estas bacterias es que viajan grandes distancias utilizando las suelas como medio de transporte. La transferencia de las suelas de los zapatos al suelo de nuestros hogares es de entre un 95% y un 99%.

Es común ver que si nuestros alimentos caen en el suelo por corto tiempo los tomemos nuevamente y los consumamos, sin embargo al entrar en contacto con el suelo infectado por bacterias que venían en nuestros zapatos pueden generar grandes problemas de salud. 

La mejor recomendación es lavar nuestros zapatos varias veces por semana, especialmente las suelas. Así reduciremos el riesgo de tener bacterias y restos de químicos en nuestros zapatos y nuestros hogares. Además, desinfectar frecuentemente los pisos y alfombras también es de gran ayuda para eliminar las bacterias que se encuentran allí escondidas. 

Otra opción es tener en la entrada de la casa un calzado especial como pantuflas, así tus zapatos de la calle no entran en contacto con los suelos de tu hogar.