¿Por qué las mujeres sólo duermen con alguien a quien realmente aman?

Es bien conocido por todos que las mujeres después de sufrir una decepción amorosa comienzan a ser más cuidadosas y desarrollan cierto recelo ante las nuevas posibilidades amorosas que aparecen en su vida. Luego de sufrir rompimientos o fracasos en sus relaciones las mujeres comienzan un proceso de crecimiento personal que es maravilloso para salir de los problemas.

Este proceso de crecimiento consta de una serie de eventos que llevan a la mujer a madurar y a poder avanzar en su vida. La idea de todo este proceso es aprender de los errores y no volver a caer en las mismas situaciones desagradables.

Por esta razón las mujeres suelen dormir solo con una persona que aman y la razón es porque se han tomado el tiempo de reflexionar y pensar en las experiencias anteriores y allí descubren quiénes son y las razones verdaderas por las que quieren compartir su cama con otra persona.

El amor te hace sentir seguro para volver a dormir con otra persona


Antes de llegar a la etapa en la que el sexo se convierte en el centro de nuestra relación es necesario comenzar a fortalecer un compromiso y una relación en la que la confianza y la seguridad sean la base fundamental. Lograr pronunciar la temida frase "te amo" sin temor a ser rechazada hace que la mujer sienta que su vida amorosa está floreciendo de nuevo. 

Antes de dormir con alguien, la mujer busca conocerse y conocer a su pareja. Esto implica saber sus gustos, preferencias, lo que le molesta, sus sentimientos hacia la familia e incluso su secreto más oscuro. Aunque parezca una idea romántica es completamente necesaria para poder llevar a cabo una relación realmente estable y formal. 

La cama es un lugar de descanso pero también es el lugar donde el inconsciente se muestra a través de los sueños; y no hay nada más privado que esto. Por esta razón invitar a una persona a este espacio es como abrirle la puerta a los deseos propios, es lo más generoso que alguien puede hacer por la persona que ama.

Y, recordemos que dormir no es solo una cuestión física, sino que representa la confianza y la comodidad de estar con alguien que escogimos nosotros mismos, al que le dimos un lugar importante en nuestra vida y que queremos que esté allí por mucho más tiempo.