Si al abrir una sandía ves estas grietas en ella... NO debes comerla, te diremos por qué!

La sandia es una fruta que se caracteriza por su dulce sabor y por su efecto refrescante en el cuerpo. Está compuesta en su mayoría por agua y esto es beneficioso para la salud, ya que tiene un efecto diurético una vez que se consume. Si las temperaturas están por encima de los 30° puedes consumir un trozo de sandía y tendrás una fresca sensación en tu cuerpo.

Esta fruta es muy recomendad ya que tiene grandes propiedades que benefician tu salud. Es muy fácil de conseguir y además es sumamente económica, y quizás, su mejor ventaja es que rinde para muchos días. Desafortunadamente no todo es tan bueno, hay algunas que pueden causarte algún daño.

Aunque sea difícil de creer hay veces en que la sandía puede generarte graves problemas de salud, es importante que conocer todas las características de esta fruta para que cuando notes algo extraño puedas desecharla y evitar problemas físicos.

Las grietas en a sandía son una mala señal


Algunas veces abrimos la patilla y notamos unas enormes grietas dentro de ella, sin embargo no le damos mayor importancia y de igual manera la consumimos. Debes dejar de hacer esto porque estás causando daños graves a tu organismo.

La razón por la que la superficie de la sandía se encuentra agrietada es por una sustancia que se utiliza para su crecimiento. Este químico se conoce como forclorfenurón, con este se pulverizan los frutos, con el que se acelera el crecimiento de las frutas.

El mayor problema de este químico es que cuando entra en el organismo puede generar cáncer y problemas neurológicos. Los cuales son muy difíciles de sanar. Evita consumir la sandía cuando se encuentre en este estado, recuerda que la salud es lo primero. 

Un dato importante es que en China no está prohibido el uso de este químico y la mayoría de las sandías que se comercializan en algunos países provienen de China. ¡Debes estar alerta y muy atento una vez que partas la sandía!

Fuente: LikeMag.com