¡11 señales en tu cuerpo de que algo no está bien en tu vida!

Seguramente habrás notado que cuando tienes alguna preocupación o un estado emocional particular sus efectos se comienzan a ver en tu cuerpo.

Dolores musculares, de los huesos e incluso problemas digestivos son algunas de las señales que puede enviar tu cuerpo cuando algo no está bien en ti a nivel emocional.

La biodescodificación es el estudio del efecto de las emociones en el organismo, buscando detectar el origen de las dolencias en causas emocionales. Sigue leyendo para que descubras lo que tu cuerpo puede estar diciéndote de tu estado emocional.

11 señales de que debes cambiar algo en tu vida


Los tobillos. Si tienes dolor en los tobillos esto indica deseos reprimidos, como la imposibilidad de hacer lo que quieres, así que te sientes atrapado por un grillete.

Las pantorrillas. Indican celos. Trata de confiar en las personas, para que dejes de sufrir.

Las rodillas. Tienen que ver con el ego, así que tus rodillas no aguantan todo el peso de este. Trata de no querer ser siempre el centro de atención.

Los codos. Eres muy testarudo y no soportas que los demás den opiniones sobre lo que haces.

La cadera. No te gustan los cambios, y esto se refleja en los dolores de tu cadera. Relájate y no pienses tanto en tu comodidad, enfrenta los nuevos retos que se te presentan.

Las manos. Indican que extrañas a tus amigos. Trata de ponerte en contacto con ellos.

La espalda. Te preocupas demasiado por el dinero, hasta el punto de que se ha convertido en una obsesión. Indica que estás trabajando más de lo que tu cuerpo puede aguantar.

La nuca. Si te duele debajo de la nuca indica problemas en el amor, especialmente miedo. Te sientes solo y sin cariño, pero al mismo tiempo temes mostrar tus sentimientos y conocer nuevas personas.

Los hombros. Te cuesta tomar decisiones, y tus hombros sufren por esto. Quizá alguien te esté presionando, o tu mismo no sepas cuál es la mejor opción en algún aspecto de tu vida.

La cabeza. Si sufres de dolores de cabeza, posiblemente te estés recargando con demasiadas obligaciones. El estrés de todo lo que debes enfrentar te impide relajarte y estar tranquilo.

El cuello. Le guardas rencor a alguien, y esto se refleja en el cuello. También puede reflejar inconformidad con alguna situación.

Fuente: SaludFacil.com