20 Cosas que debes saber si sales con alguien que tiene déficit de atención!

Cuando una relación está comenzando los miembros de esta deben estar atentos a las virtudes y defectos del otro para poder mantener una armonía de pareja. Cuando se está iniciando, el romance y la dulzura se viven a diario, pero cuando avanzamos en la relación de pareja descubrimos cosas que pueden generar angustias y problemas.

Algunas personas pueden padecer alguna enfermedad o algún problema psicológico, lo ideal es que si estamos enamorados podamos afrontar esto con madurez y paciencia. Por ejemplo, suele pasar que en las parejas alguno de los dos sufre del "trastorno de déficit de atención" (TDA) y para tratar con estas personas es necesario tener en cuenta algunas cosas importantes.

Quienes padecen este trastorno se caracterizan por tener una baja tolerancia a la frustración, cambios de conducta notable, aburrimiento, emociones a flor de piel e hiperactividad y si no sabemos lidiar con esto podemos vernos sobrepasados y nuestro amor quizás no será suficiente. Si de verdad queremos seguir con nuestra pareja que tiene esta condición debemos saber algunas cosas.

Consejos que te ayudarán a estar con alguien que tenga déficit de atención


1. Tienen una mente activa: Simplemente su cerebro no se detiene nunca. El botón de encendido/apagado no existe. Una vez que lo tengas presente, las cosas serán un poco más fáciles.

2. Escuchan pero no retienen lo que se les dices: Una persona con TDA te mira con atención, escucha cada una de tus palabras y hasta asiente con la cabeza conforme conversan, pero a los 5 minutos le perdiste. 

3. Se les dificulta concentrarse en una tarea en lugar de mantener la atención en lo que hacen: Se detendrán a observar los colores, la textura de la pared, el insecto que vuela fuera de la ventana, todo los distrae fácilmente.

4. Se vuelven ansiosos con mucha facilidad como pensadores profundos que son, son sensibles a lo que pasa a su alrededor, y sobre-analizan las cosas todo el tempo. Un lugar muy concurrido y ruidoso puede ser un verdadero infierno para ellos y si ven un segmento del noticiero en el que hablen del último bombardeo en un país lejano, los pone en tensión previa al fin del mundo.

5. No pueden concentrarse cuando están agitados o emocionales: No pueden pensar en nada más si hay algún tema que les preocupa o si están molestos. En circunstancias como estas, es casi imposible para ellos trabajar o sostener una conversación fluida.

6. Se concentran con mucha intensidad cuando las puertas de su mente se encuentran abiertas: Algunas veces alcanzan un nivel de concentración mucho mayor que el promedio de las personas.

7. No son capaces de regular sus emociones: Para una persona con TDA, sus emociones son salvajes, fuera de proporción  y no pueden ser contenidas. Los sentimientos y pensamientos son difíciles de procesar y necesitan más tiempo para poner sus sistemas en funcionamiento de forma adecuada.

8. Tienen dificultades para detener una tarea una vez que comienzan

9. Tienen arrebatos verbales: Como sus emociones son intensas y difíciles de regular, es muy común que les gane el impulso y digan lo que piensen en el momento, aunque después se arrepientan. Es muy difícil que ‘editen’ antes de hablar.

10. Tienen ansiedad social al saberse diferentes: Por lo general se sienten incómodos en situaciones sociales, porque temen decir algo fuera de lugar, ser considerados tontos o reaccionar exageradamente.

11. Son profundamente intuitivos: Uno de los aspectos positivos para quienes tienen TDA es su extrema sensibilidad, que los lleva a ver más allá de las apariencias.

12. Piensan más allá de lo establecido: Gracias a que su manera de pensar es diferente, en la abstracción de su mente encuentran soluciones poco tradicionales a problemas que alguien con pensamiento más concreto no puede ver.

13. Son impacientes e inquietos: Son de las personas que mientras esperan juegan con el cabello, golpean el suelo con los pies o revisan su teléfono una y otra vez. Necesitan estar en movimiento todo el tiempo porque eso los calma.

14. Son muy sensibles físicamente.

15. Son desorganizados: Una vez que el desorden es mucho, se sienten sobrecogidos y deciden comenzar a limpiar. Las personas con TDA tienen que ser cuidadosos para no convertirse en acumuladores y vivir en el desorden total, una tarea por demás difícil porque su cerebro no funciona de modo ordenado.

16. Necesitan espacio para moverse el movimiento los calma y les da claridad de pensamiento, por eso es frecuente verlos de un lado para otro cuando platican frente a frente o hablan con alguien por teléfono.

17. Tienen problemas para recordar cosas simples

18. Hacen muchas cosas al mismo tiempo

19. Se les dificulta elegir tomar decisiones o realizar tareas a tiempo: Aunque la actividad sea muy simple para ellos es toda una lucha, y no se debe a que sean flojos o irresponsables, sino porque en su mente hay un mundo de posibilidades y es un problema elegir una.

20. Les apasiona todo lo que hacen: Cuando quieren hacer algo, no descansan hasta conseguirlo. Lo mejor que puedes hacer es demostrarles tu apoyo.