5 Remedios Caseros Para Eliminar Los Molestos Quistes Ganglionares!

Algunos de los problemas más comunes en la salud humana son los quistes ganglionares, estos se producen por la formación de sacos o bultos que tienen dentro líquido espeso y glutinoso. Estos quistes se forman en las articulaciones y tendones del cuerpo.

El lugar principal en el que aparecen estos quistes son las muñecas, sin embargo pueden formarse en las rodillas y tobillos. Afortunadamente no son cancerígenos, su mayor problema es que generan dolores y molestias agudas cuando se realizan algunas actividades.

Hay medicamentos para tratarlos o incluso cirugías pero estos tienen algunos efectos secundarios y es mejor dejarlos como última opción. Lo mejor es intentar con remedios caseros y naturales, ya que estos no presentan ningún riesgo para la salud y son muy efectivos en el tratamientos de estos quistes.

Remedios caseros y naturales 100% efectivos contra quistes ganglionares


Síntomas de los quistes ganglionares:
  1. Entumecimientos
  2. Sensación de hormigueo
  3. Dolor
  4. Mala movilidad
  5. Inflamación
Te enseñaremos a preparar 5 sencillos remedios naturales para tratar este problema, toma nota:

Remedio # 1. Sal de Epsom

La sal de Epsom sirve para sanar el quiste en pocos días. Mezclar 1 cucharada de sal de Epsom en 1 o 2 tazas de agua tibia, sumergir el área afectada en la mezcla durante 20 o 30 minutos. Hágalo una vez al día durante 1 semana.

Remedio # 2. Aceite de Árnica

Este aceite ayuda a reducir el dolor y la inflamación así como aumenta la circulación de la sangre ayudando a promover la curación de los quistes. Diluya aceite esencial de árnica en una cantidad igual de aceite de oliva o de coco.
Aplique la mezcla en la zona afectada masajeando suavemente y vende la zona. Repita 2 o 3 veces al día durante varios días.

Remedio # 3. Aceite de incienso 

Sus propiedades astringentes del aceite de incienso disminuyen el tamaño del quiste y cura las dolencias. Aplicar 2 gotas de aceite de incienso sobre el quiste y cubra con un vendaje. Repita diariamente el procedimiento cambiando el vendaje cada día hasta que se haya reducido el tamaño. Continúe aplicando una vez al día durante un par de semanas.

Remedio # 4. Aloe Vera

El aloe Vera posee componentes anti-inflamatorios que ayudan en la curación de los quistes ganglionares así como reducen la hinchazón. Aplicarlo en zona afectada y que haga el trabajo durante unos 20 minutos.

Remedio # 5. Té negro

Tiene propiedades que ayudan a tratarlos para evitar que empeoren y, sumado a esto, sirve para la inflamación y el dolor.
Sumergir una bolsita de té negro en agua caliente durante 5 minutos, eliminar el exceso de agua y use la bolsita húmeda sobre la zona afectada durante 10 minutos. Realizar esto durante varios días en la mañana, tarde y noche.

Si ninguno de estos tratamientos te resulta efectivo lo mejor es que consultes al médico a la brevedad posible.