Científicos aseguran que una ORACIÓN puede curar muchas enfermedades!

Muchos creen en el poder de la oración para sanar diferentes enfermedades. Cuando se pide con confianza ocurren grandes milagros. Antes era solo una creencia popular, pero ahora la ciencia parece haber abierto la puerta para demostrar que la oración sí puede sanar nuestro cuerpo.

Aunque parezca imposible la ciencia y la religión parecen haberse dado la mano por primera vez en mucho tiempo. Ya que recientes estudios han demostrado que la curación física puede suceder como resultado del poder de la oración.

Andrew Newberg doctor y director de la investigación en el Hospital Thomas Jefferson y el Colegio Médico de Pennsylvania, dirigió el estudio en el cual imágenes por resonancia magnética demostraron que existe poder en la oración o meditación. Y esto ha conmocionado al mundo.

El poder de la oración para tratar enfermedades físicas


Las declaraciones del doctor Andrew Newberg dicen lo siguiente: “Cuando miramos el funcionamiento del cerebro, todo apunta a que es fácilmente capaz de ajustarse a las prácticas religiosas y espirituales… Sólo tiene sentido si Dios está allá arriba y nosotros acá abajo, que tengamos un cerebro que sea capaz de comunicarse con Dios, orándole y haciendo las cosas que Él necesita que hagamos”.

Además explicó que "hay múltiples partes del cerebro que parecen involucrarse y realmente parece que el cerebro tiene la habilidad de tener estas experiencias fácilmente. En términos más generales, tiene que ver con la manera en que podemos mejorar la función del cerebro, con la ayuda que nos puede aportar este tipo de prácticas". 

Sus investigaciones más recientes demostraron que cuando una persona se concentra en la oración, hay un aumento de la actividad en los lóbulos frontales del cerebro y en el área del lenguaje del cerebro, conocida por activarse durante una conversación. Encontró que, para el cerebro, orar a Dios es similar a conversar con las personas.

Este estudio fue realizado en pacientes mayores con problemas de memoria, por 12 minutos diarios durante 8 semanas. Y, todos ellos, independientemente de su religión consiguieron tener una experiencia neurológica. Así que es posible sanar enfermedades a través de la oración gracias al funcionamiento de nuestro cerebro.