EL HILO ROJO DEL DESTINO: La Leyenda Japonesa Que Todos Deben Conocer!

Los seres humanos estamos en la constante búsqueda de explicaciones que nos ayuden a entender nuestro paso por el mundo. Pasamos muchos días de nuestra vida contemplando nuestra existencia y tratando de darle sentido a nuestra aparentemente azarosa vida. Esto es un misterio que se ha querido desentrañar desde hace miles de siglos, son muchas las culturas que lo han intentado y que han dejado algunas pistas y explicaciones para esto.

El destino del hombre es un gran misterio, pocas personas han sido capaces de entender qué le espera en el futuro. Sin embargo, la cultura japonesa nos ha dejado una pista que podría ser, por fin, la respuesta a esta tan extraordinaria pregunta. Ellos construyeron una leyenda sobre el destino del hombre y su vinculación con el universo, considerando que ambos forman parte de un sistema en permanente movimiento y transformación.

Esta leyenda o explicación cultural se conoce como "El hilo rojo". Quizá hayas oído de esto, pero puede que no sepas exactamente de qué se trata. Hoy te mostraremos lo que esconde esta leyenda y como puede ayudarte a entender con mayor facilidad las cosas que ocurren diariamente en nuestra vida. Continúa leyendo y te sorprenderás al saber los secretos de este hilo rojo.

El hilo rojo que nos ata en esta vida


Esta leyenda japonesa explica de forma hermosa y clara por qué todo lo que sucede en nuestra vida tiene una razón de ser y cómo todas las personas con las que nos cruzamos en el camino llegan a por alguna razón. Nos explica que absolutamente nada ocurre por azar sino que todo está unido espiritualmente. 

Además, sostiene que el dedo más pequeño de tu mano no es donde termina la vital conexión con tu corazón. Sino que del meñique se desprende un hilo rojo invisible que lleva la grabada la marca de tu alma y te conecta de forma definitiva y profunda con los hilos de otras personas, es decir, con sus corazones.

Esta concepción de la vida, el destino y las relaciones humanas nace de una concepción holística del mundo, en donde nuestra energía y fuerza vital se ramifica más allá de nuestro cuerpo y nos une al universo y a los seres que hay en él. Y por este motivo cuando estás con otra persona es porque están atados por la vida misma. 

Lo más importante que nos enseña esta leyenda es que aquellos que están destinados a encontrarse pueden vivir una historia de mutuo aprendizaje y ayuda sin importar el tiempo, la distancia o las circunstancias que los separen. A lo largo de la vida el hilo puede extenderse o enredarse, alejándonos momentáneamente de esa o esas personas, pero nunca puede romperse.

Este hilo rojo marca el camino por el cual debemos transitar y nos lleva a personas que nos necesitan, pero también traen a nosotros a las personas que más necesitamos. Nuestra vida no es de nuestra propiedad, somos apenas unas pequeñas piezas conectadas por un hilo invisible. 

Fuente: Genial.guru