Este es el mejor aliado natural para la salud de tu hígado, vesícula y tiroides. ¡Mira todo lo que hace!

La medicina natural está en auge en estos momentos, gracias a los resultados tan positivos que distintos tratamientos han logrado en la cura de enfermedades.

No es un secreto que los alimentos que consumimos tienen una repercusión importante en la salud del organismo, que se aprovecha o se ve afectado de dichos alimentos.

Es por eso que hoy queremos hablarte sobre los efectos positivos que puede tener ingerir de forma regular rábano. Será bueno para tu hígado, tu vesícula y tu tiroides. ¡No podrás creer todos los beneficios que trae!

Beneficios de comer rábano


El rábano era utilizado en la antigüedad para tratar distintas afecciones, por lo que debes conocer sus cualidades.

Existe el rábano chino o japonés, el negro y el de invierno. 

Entre sus propiedades es posible mencionar:

- Mejora la circulación sanguínea, por lo que previene enfermedades cardiovasculares. 

- Es un antioxidante natural, gracias a que contiene vitamina C. 

- Como contiene grandes cantidades de yodo, se recomienda en casos de hipotiroidismo, además de ayudar a controlar el metabolismo.

- Neutraliza la absorción del azúcar, y su fibra controla el colesterol alto, gracias a que absorbe las grasas saturadas de los alimentos.

- Tiene propiedades desintoxicantes y depurativas.

- Se recomienda en presencia de cálculos renales y sobrepeso.

- Si tienes estreñimiento y sinusitis, depurará tu organismo.

- Limpia el hígado y se recomienda en casos de vesículas biliares.

- Absorbe los nutrientes necesarios de los alimentos y desecha todo lo que es tóxico.

Puedes preparar esta receta para combatir los cálculos renales. Necesitarás:
  • Cinco rábanos negros.
  • Dos limones.
Simplemente corta los rábanos, ponlos en la licuadora y agrega el jugo de los dos limones. Licua y bebe por veinte días en ayunas.

- El rábano negro es el más adecuado para tratar enfermedades que tienen que ver con el hígado. 

También existe un remedio para la sinusitis, la bronquitis y la artritis. Necesitarás:
  • Cuatro rábanos.
  • Jengibre.
  • Miel.
  • Cuatro limones.
Corta los rábanos, ponlos en la licuadora con el jengibre picado y añade medio vaso de agua y el jugo de los cuatro limones. 

Licua y agrega miel. Bebe una cucharada máximo cuatro veces al día. 

¡Descubre todo lo que el rábano tiene que ofrecerte!

Fuente: SaludNatura.net