La leche de oro: ¡Toma esta bebida por las mañanas y al día siguiente te sentirás más joven!

Las propiedades de la cúrcuma no son un secreto. No solo es utilizada en la cocina, sino que además es muy útil en tratamientos de belleza, ya sea para el cabello o el rostro, y posee propiedades curativas.

Con la cúrcuma se prepara una bebida que recibe el nombre de “leche de oro”, gracias a los múltiples beneficios que es capaz de brindarle a la salud del organismo. El secreto de la bebida se encuentra en el polifenol que contiene la cúrcuma.

A continuación te enseñamos cómo preparar esta bebida milagrosa a base de cúrcuma. Te sorprenderán todas las cualidades curativas que tiene. Opta por lo natural, tu cuerpo te lo agradecerá. ¡Sigue leyendo!

Leche de oro con cúrcuma

La cúrcuma tiene infinidad de propiedades, que la convierten en un ingrediente muy popular. Entre sus cualidades podemos mencionar:

  • Es antiinflamatoria y antioxidante.
  • Previene el cáncer.
  • Es analgésica y antimicrobiana.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Controla la presión arterial y los niveles de colesterol malo. 
  • Regulariza las funciones del hígado.
  • Es buena para la memoria y el cerebro.
  • Se receta en infecciones de la piel.
  • Se recomienda en casos de trastornos digestivos y hasta neurológicos.
  • Reduce los niveles de triglicéridos.
  • Regula el metabolismo y controla el peso corporal.

Como ves, se trata de un ingrediente que podríamos llamar casi milagroso, por eso forma parte de esta afectiva bebida.

Además, todas estas propiedades de la cúrcuma se ven repotenciadas si la utilizas junto con la pimienta negra, otro de los ingredientes de la leche de oro. 

Si quieres aprovechar todas estas cualidades, solo debes hacer lo siguiente:

Lo primero es preparar una pasta de cúrcuma, para la cual necesitarás:
  • La tercera parte de una taza de cúrcuma en polvo.
  • Media cucharadita de pimienta.
  • Media taza de agua.

Solo debes colocar los ingredientes en una olla y calentar a fuego medio. Remueve muy bien durante el proceso de cocción. Cuando se forme una pasta, deja enfriar y refrigera.

Ahora bien, para la leche de oro debes tener a mano:
  • Media cucharadita de pasta de cúrcuma.
  • Una cucharada de miel.
  • Una cucharada de aceite de coco comestible.
  • Una taza de leche de almendras.

Cocina la pasta de cúrcuma, la leche de almendras y el aceite de coco en una olla a fuego lento. No dejes que hiervan, solo deben mezclarse los ingredientes.

Cuando esto ocurra, retira del fuego y agrega miel.

Fuente: SaludConRemedios.com