Toma 2 cucharadas de esto al día y podrás eliminar la grasa acumulada en la barriga!

Debido a los malos hábitos de alimentación y al acelerado ritmo de vida que llevamos diariamente nuestro cuerpo comienza a sufrir cambios en el peso y en nuestro aspecto físico, comenzamos a ver que la grasa se acumula en algunas áreas y eso afecta nuestra salud y nuestra autoestima.

Muchas personas recurren a métodos clínicos -cirugías- para poder mejorar su peso, sin embargo estos suelen ser peligroso y muchas veces no resultan como queremos. A largo plazo se puede producir un efecto rebote que nos hace ganar más peso del que perdimos.

Afortunadamente hay recetas naturales que nos permiten bajar de peso y quemar toda la grasa acumulada en nuestra zona media (abdomen). Hoy te enseñaremos a preparar un sencillo remedio casero 100% efectivo que además de quemar la grasa también elimina el exceso de agua del cuerpo, así previene y mejora la hinchazón.

Con tan solo 2 cucharadas verás la mejoría en tu cuerpo


Este magnífico remedio contiene vitamina B1, B2, B6 y C, fósforo, hierro, potasio y magnesio que son esenciales para acelerar el metabolismo y para prevenir la fatiga.

Para prepararlo vas a necesitar los siguientes ingredientes:
  • 100 Gramos de rábano picante
  • 3 Limones
  • 2 y 1/2 Cucharaditas de miel
  • 1 y 1/2 Cucharaditas de canela
  • 1.5 cm de raíz de Jengibre 
Procedimiento de preparación:

En un envase mezclar el jengibre y el rábano picante, luego agregar el jugo de limón. Revolver muy bien, añadir la miel y mezclar de nuevo hasta obtener pasta homogénea. Esto tomará un par de minutos. Pon la mezcla en un frasco y colócalo en la nevera para que repose. 

Modo de uso: 

Tomar 2 cucharadas de esta mezcla dos veces al día durante 3 semanas. Lo ideal es que se consuma antes de la comida o antes de practicar ejercicios. Así logrará quemar más grasa. 
Es importante que lo realices por 3 semanas consecutivas y luego descansar por un par de días. 

Acompaña este remedio con rutinas adecuadas a tus necesidades y con una alimentación balanceada. Es muy importante que, además, esté muy hidratado, para esto debes consumir abundante agua durante el día.