7 Principales síntomas que indican que estás demasiado ESTRESADO!

El estrés es la enfermedad moderna, así califican los doctores a este mal tan común en la actualidad. A pesar de que se ve como un gran problema, muchas veces es necesario tener una cantidad saludable de estrés en el organismo. Este suele ser un impulso para vivir más tiempo.

Desafortunadamente, el ritmo de vida al que estamos sometidos nos hace llegar a niveles impensables que ponen en riesgo nuestra salud mental, emocional y física. Cuando el estrés nos sobrepasa nos hace sentir agobiados, agotados y sin ganas de seguir adelante.

Es importante saber que podemos controlarlo y lo primordial es no dejar que se adueñe de nuestra vida. Cuando hay grandes niveles de estrés el cuerpo comienza a emitir señales de alerta a las que debes estar muy atento para poder solucionar el problema antes de que empeore.
Estas son las 7 señales que te demuestran que tienes exceso de estrés


1. Dolores de cabeza: La mayoría de los dolores de cabeza experimentados por adultos son provocados por culpa del estrés y la excesiva tensión que este provoca en los músculos de hombros, cuello y cuero cabelludo. Esta rigidez provoca la contracción de los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo de sangre hacia el cerebro y provocando el consabido dolor de cabeza.

2. Problemas de memoria: Según Robert M. Sapolsky, investigador de Stanford, el exceso de estrés dispara la producción de glucocorticiodes en nuestro cerebro, afectando al almacenamiento de la memoria en el hipocampo. Esto se traduce en todo tipo de olvidos y despistes.

3. Fallas digestivas: El doctor Kenneth Koch nos explica las consecuencias del estrés para nuestro sistema digestivo. “El estrés puede causar espasmos del esófago y excesiva secreción de ácidos estomacales, lo que se traduciría en ardor y reflujo. Puede hacer que nuestro estómago se cierre o sintamos nauseas, vómitos en los casos más extremos. El colon también se resiente y puede reaccionar provocando diarrea o estreñimiento”.

4. Cambios de peso: El estrés puede hacernos aumentar o disminuir de peso de forma rápida e inexplicable según nuestros hábitos y metabolismo. Las hormonas del estrés -cortisol y adrenalina, entre otras- afectan al apetito y a la ansiedad, lo que puede hacernos comer más o cerrar nuestro estómago totalmente.

5. Enfermedades constantes: Las personas estresadas pueden enfermar más fácilmente, debido a que el estrés produce altos niveles de citoquinas, un compuesto inflamatorio que afecta al sistema inmunológico.

6. Caída del cabello: La calvicie por estrés puede afectar a todo el cabello o solo a algunas zonas, provocando pequeñas calvas por todo el cuero cabelludo. Debes saber que la caída no es inmediata, sino que suele producirse unos 3 meses después de haber padecido estrés.

7. Problemas en la piel: El estrés afecta nuestra piel, debilitándola y haciéndola más sensible a las agresiones externas, lo que aumentará las probabilidades de sufrir eczema, rojeces y psoriasis.