Descubre como hacer Pan de Pita casero, riquísimo y saludable!

El pan pita es un tipo de pan mundialmente conocido y consumido en grandes cantidades gracias a sus bajas calorías y a su delicioso sabor. Puede ser un aperitivo perfecto o sencillamente puede usarse como pasapalo en una reunión familiar o de amigos.

Es muy frecuente comprarlo en las panaderías, pero no siempre tiene la calidad que deseamos y en algunos casos, los precios sobrepasan nuestro presupuesto. Por esta razón queremos que recuerdes los métodos que usaban las abuelas para hacernos felices: hornear comida.

Es hora de retomar las tradiciones familiares y de hacer nuestros propios alimentos. Esto significa un ahorro para tu hogar y además te aseguras que todo lo que estás por comer es sano y 100% natural. Hoy te enseñaremos a preparar pan pita casero y verás que es delicioso y muy fácil de hacer.

Haz tu propio pan pita y deleita tu paladar y el de tu familia


Esta receta es muy antigua y muy sencilla. Solo necesitas tener a mano un par de ingredientes, afortunadamente cada uno de ellos los tenemos en casa y si no los tenemos los podemos encontrar en cualquier tienda a un precio muy económico. 

Toma nota de lo que debes tener y lo que debes hacer para que tu pan pita sea el mejor de todos. 

Ingredientes: 
  • 3 tazas de harina
  • Una taza de agua tibia
  • Un paquetito de levadura en polvo
  • Una cucharada y media de aceite de oliva
  • Una cucharada y media de sal
  • Aceite y harina extra
Preparación: 

Paso 1: Consigue un bol profundo y ancho y agrega en él la levadura, el agua y la harina.
Paso 2: Mezcla muy bien los 3 ingredientes hasta lograr una masa uniforme pero líquida a la vez.
Paso 3: Deja reposar la preparación por unos 15 minutos hasta que comiencen a aparecer pequeñas burbujas.
Paso 4: Agrega ahora el aceite y la sal, integrándolos bien al preparado.
Paso 5: Agregar ahora al preparado 2 tazas más de harina y amasar durante unos 7 minutos hasta crear una masa compacta y suave.
Paso 6: Deja reposar la masa por 2 horas, hasta que duplique su tamaño.
Paso 7: Pasadas las 2 horas, enharinar la superficie sobre la cual se va a trabajar, y amasar la masa, estirándola luego y cortándola en 8 porciones iguales, a las que les daremos forma de bolita.
Paso 8: Cubre las bolitas con papel filtro y déjalas descansar durante media hora más.
Paso 9: Pasado el tiempo establecido, toma una de las bolitas y estíralas con un palo de amasar o rodillo, hasta formar con ella un disco de 12 cm de diámetro y 5 mm de ancho.
Paso 10: Calentar una sartén con un poco de aceite untado, y agregar de a uno los discos, dejándolos cocinarse al menos 2 minutos de cada lado. Sigue cambiando de lado, hasta que comience a abrirse en 2 mitades, de manera horizontal

Puedes también colocar todos los discos en una fuente de horno con algo de aceite untado en ella, y dejar hornear durante 7 – 10 minutos a una temperatura de 240°. Si vas a proceder de esta manera, no olvides pre-calentar el horno al menos 10 minutos.

Te recomendamos acompañarlo con jamón, queso, alguna ensalada, atún, huevos. El límite es tu imaginación ¡Aprende a hacerlo y date un gusto!