Descubre la mejor planta para renovar tu hígado en tan solo 30 días!

Sabemos que todos los órganos son de vital importancia para el funcionamiento interno de nuestro cuerpo. Sin embargo, los más importantes son aquellos que se encargan de la limpieza, depuración y cuidado de nuestro organismo, es decir, los encargados de limpiar de toxinas el interior de nuestro cuerpo y evitar que este se enferme. Pues resulta que el órgano principal que se encarga de esta tarea es el hígado, además de cumplir con otras tareas importantes.

El hígado es uno de los órganos más importantes, lo tienen casi todos los mamíferos y resulta el más grande que se encuentra en nuestro organismo. Este se encarga de las siguientes tareas: segrega la bilis, guarda nutrientes, elimina sustancias tóxicas y se encarga de sintetizar glucosa, proteína y enzimas, sin embargo, este puede fallar, es decir, que en determinadas ocasiones no suele cumplir con sus tareas por diferentes factores que podemos mencionar a continuación: sufrir de hígado graso, sobrecarga de tareas, y más.

En este artículo te daremos a conocer una fruta que debes consumir cuando tu hígado está en estas bajas condiciones de funcionamiento, especialmente cuando sufres de hígado graso. Esta es una condición que sucede cuando la persona es adicta al alcohol, sufre diabetes del tipo 2 o sufre de obesidad y causa un efecto negativo a los otros órganos.  El secreto que te damos el día de hoy es el tamarindo, una fruta que es rica en fibra y que ayuda a la digestión eliminando los excesos de grasa del hígado y de gran parte del sistema digestivo.

Fruta que te ayudará de manera increíble a mejorar el estado de tu hígado


En este artículo conocerás dos recetas que te ayudarán a mejorar el estado del hígado. Estas son:

1. Ingredientes que necesitas: 
- 20 hojas frescas del árbol tamarindo
- 1 Litro de Agua

Preparación: primero vas a lavar las hojas de tamarindo y las vas a colocar en el agua hirviendo, después dejarás de reposar por unos 30 minutos para esperar que enfríe y consumir, ya sea tibio o luego de ser refrigerado en la nevera.

2. Ingredientes de la segunda receta:
- 100 gr de tamarindo pelado
- 1 litro de agua

Preparación: deberás licuar el tamarindo en una taza de agua para obtener una especie de zumo espeso, luego colocarás el resto del agua para así hacer una especie de “jugo”. Vas a consumir esta preparación dos veces al día.