En sólo minutos desaparecerán los callos y pies agrietados con este remedio casero!

Cuando la piel se reseca mucho suele agrietarse y generar un aspecto desagradable. Esto sucede principalmente en los talones, estos toman una apariencia rústica y quebrada lo cual nos genera problemas estéticos y nos cohíbe de usar cierto tipo de calzado por temor a que se vean nuestros talones.

Entre las principales causas que ocasionan este problema están: atención inadecuada, zapatos incómodos, la dieta poco saludable y la falta de humedad. Hay algunos tratamientos cosméticos que te ayudan a mejorar esto pero no son 100% efectivos y además suelen ser costosos.

El día de hoy te enseñaremos a preparar un sencillo remedio casero que te permitirá devolverle la suavidad a tus pies. Además podrás hidratar y fortalecer tu piel. Y como si esto fuese poco, también podrás deshacerte de los callos y de las venas varicosas.
El mejor tratamiento para tus pies está aquí


Para realizar este sencillo remedio solo debes tener a mano dos sencillos productos que seguramente tienes en casa. Podrás ver que es sumamente económico y su efectividad es asombrosa. Vale mucho y cuesta poco dinero, así cuidarás tu piel y tu bolsillo. 

Ingredientes:
  • 10 aspirinas
  • 250 ml de alcohol al 70%
Procedimiento de preparación: 

Paso 1: Tritura las aspirinas hasta convertirlas en polvo. 

Paso 2: Mezcla este polvo con el alcohol.

Paso 3: Dejar reposar por 2 días

Modo de uso:

Humedecer un algodón en esta preparación y aplicar sobre la zona afectada, cubrir con una gasa o con papel de aluminio y dejar actuar durante toda la noche. Lavar los pies en la mañana y aplicar glicerol. 
Realizar este tratamiento por 10 noches consecutivas. 

Una vez transcurrido este tiempo aparecerán los resultados.