La divertida respuesta viral de una Madre a una Maestra que escribe con faltas de ortografía!

La educación es un área muy importante en la vida, los maestros son unos profesionales de gran importancia para la sociedad ya que son los encargados de ayudar a los niños y jóvenes a tener un mejor futuro a través de los conocimientos y enseñanzas de vida que dan día tras día. 

Desafortunadamente han existido en los últimos tiempos quejas por parte de muchos padres y representantes porque algunos docentes no tienen la capacidad adecuada para tratar con niños, e incluso algunos de ellos no están suficientemente preparados en el ámbito académico.

Una de las razones principales que nos lleva a pensar esto es que algunos docentes cometen errores ortográficos muy notables. Por esta razón los padres dudan de ellos. Sin embargo, es importante resaltar que los padres también tienen el deber de apoyar y ayudar en la educación de los hijos, para trabajar en conjunto con los maestros. 
Los errores ortográficos están a la orden del día


Directoras consultadas por Mendoza Post coinciden en que el nivel de los docentes baja cada año y cada vez es más difícil encontrar docentes “realmente preparados”.

“Yo tengo muy mala ortografía pero no quiero que mis hijos tengan errores, para eso van a la escuela, para eso los mando, para que no terminen como yo”, dijo Luciana madre de una pequeña niña de tercer grado. Es claro que los padres desean lo mejor para sus hijos, pero esto no siempre es responsabilidad de la maestra, muchas veces son los niños y jóvenes los que no prestan la debida atención a la ortografía. 

Pequeños errores cometemos todos pero hay que ver que la tolerancia hacia los docentes ha disminuido enormemente. Ahora la calidad de un docente se mide únicamente por su capacidad de no cometer ni la más diminuta falla de ortografía. 

Este es un llamado a los padres y representantes para que apoyen y colaboren con los docentes para realizar un mejor trabajo en pro de la educación de nuestros hijo. Pero, también es un llamado a los maestros para que estén atentos a la ortografía y redacción, así lograremos mejores resultados sin ofender ni humillar a nadie.