¿Padeces dolor en tu hombro? Se llama tendinitis y aquí te indicamos cómo mejorarlo al instante!

Los hombros son esenciales para que nuestros brazos realizan sus movimientos adecuadamente. Con el paso de los años esta zona sufre desgasten que provocan dolores y malestares severos. Las enfermedades más comunes que atacan los hombros son: tendinitis y bursitis. Ambas producen daños progresivos y notorios.

Estas enfermedades son inflamaciones en el área de los hombros que deben ser tratada de manera adecuada por un especialista ya que es necesario saber la razón de origen de las mismas. Una vez que la enfermedad ha sido detectada es necesario tomar medidas inmediatas porque si pasa mucho tiempo el daño puede ser irreversible.

Afortunadamente, además de los métodos convencionales también existen formas naturales que ayudan a mejorar la salud. Lo primordial es aliviar la inflamación y esto puede lograrse con relajantes musculares y con compresas tibias. Sin embargo, lo primordial es prevenir todos estos problemas.
Formas sencillas de prevenir y aliviar la tendinitis


Es muy importante tomar medidas preventivas para evitar que el cuerpo sufra de estos problemas. Pero, en caso que ya padezcas de estos dolores puedes aplicar algunos métodos que te ayudarán a detener el desarrollo de la enfermedad.

A continuación, te mostramos algunos consejos que puedes seguir: 
  • Evita actividades físicas generales por al menos una semana hasta que disminuya tu dolor
  • Aplica huelo durante 15 minutos con intervalos de 3 a 6 veces al día
  • Masajea la zona para disminuir el dolor
  • Realiza ejercicios para la zona recomendados por tu médico
En la actualidad hay muchos centros de fisioterapia, en ellos puedes conseguir una gran mejoría. Sin embargo, solo debes acudir bajo estricta vigilancia médica. 

Recomendaciones esenciales: 

Ejercicio práctico para aliviar los dolores: 

Coloca tu hombro contra la esquina de una pared o tu puerta, colocando una toalla o algún instrumento suave para evitar dolores. Con esto, estira suavemente el hombro en distintas direcciones, no tomas aplicar un poco de fuerza de forma paulatina, es decir, poco a poco. Esto lo puedes hacer 2 veces al día, manteniendo cada presión por 15 segundos.

Lo que debes evitar: 
  • Levantar objetos pesados
  • Mover grandes cajas o muebles 
  • Mantener la misma postura durante largas horas
  • Tener cuidado al levantar los brazos